21 de Marzo. 8º día de confinamiento en casa

Avoceta común, Bec d’alena (Recurvirostra avosetta)

Delta del Llobregat 12/04/2018
_MG_7399-1 (Medium)

Avoceta común, Bec d’alena (Recurvirostra avosetta)

Delta del Llobregat 12/04/2018
(Datos Sacados de SEO/BirdLife)
Esbelta, de patas largas y silueta elegante, la avoceta es una de nuestras limícolas más llamativas, tanto por su coloración como por el curioso pico que luce, uno de los pocos de entre todas las aves que se curvan hacia arriba. Pese a que se trata de una especie sedentaria en nuestro territorio, en España también recibimos un gran número de invernantes, que se instalan preferentemente en marismas, salinas y humedales costeros.

Clasificación
Orden Charadriiformes; familia Recurvirostridae

Longitud
42-46 cm

Envergadura
67-77 cm

Identificación

Limícola absolutamente inconfundible, tanto por la coloración blanquinegra del plumaje, como por su largo pico, recurvado hacia arriba en el tercio distal. El macho tiene el píleo y el cuello negros, además de dos franjas negras en el manto, formadas por las escapulares superiores y por las coberteras pequeñas y medianas del ala; también presenta negro en las primarias externas. La hembra resulta similar en cuanto a diseño, aunque con el negro más apagado y el pico ligeramente más corto y curvo. Las patas son largas, delgadas y de color gris azulado. En los jóvenes, el negro que lucen los adultos se sustituye por tonos más apagados, marronáceos o grises parduzcos, con un cierto moteado en las regiones dorsales.

Canto

La voz de alarma de esta ave consiste en un silbido aflautado, como un fluiii, fluiii, que repite constantemente, tanto en vuelo como posada. La llamada de cortejo comprende silbidos similares, pero mucho más cortos y solapados en el tiempo.

Donde Vive

En el mundo

La especie se distribuye por el Paleártico meridional y occidental, así como por el sur y el este de África. En cualquier caso muestra especial preferencia por las tierras bajas y no excesivamente frías. No se reconocen subespecies.

En España

Durante el periodo reproductor, más del 50% de las parejas se localizan en el suroeste peninsular, principalmente en las marismas del Guadalquivir y en la bahía de Cádiz. En la vertiente mediterránea destacan las poblaciones de las salinas del cabo de Gata y de Santa Pola, así como el núcleo del delta del Ebro. Asimismo, aparece en lagunas salobres del interior, como Gallocanta y La Mancha húmeda. Se reproduce de forma esporádica en Baleares, pero no está presente en Canarias ni en los enclaves norteafricanos.

Desplazamientos

La población ibérica se comporta principalmente como sedentaria, si bien hay numerosas aves procedentes de Europa occidental que pasan el invierno en nuestros humedales. El paso posnupcial resulta más evidente a lo largo de las costas atlánticas, donde tiene lugar entre agosto y septiembre; en las costas mediterráneas, el estrecho de Gibraltar y las aguas interiores es mucho más escaso. Por su parte, el paso prenupcial, poco llamativo, acontece entre marzo y mayo.

Población

En Europa se estima una población reproductora de 35.000- 51.000 parejas, lo que representa casi la mitad del contingente mundial. La población española, bastante importante, se cifra en unas 5.500-6.000 parejas y, según todos los indicios, muestra una tendencia positiva, con un aumento en torno al 30% en los últimos años. El incremento ha sido más notable en Doñana y otros puntos de las marismas del Guadalquivir, si bien existen lugares, como la bahía de Cádiz o el delta del Ebro, donde, por el contrario, la población ha experimentado una disminución. El contingente invernante se calcula en unas 7.200 aves.

Como vive

Hábitat

A la hora de acometer la reproducción, estas limícolas eligen fundamentalmente zonas costeras de aguas someras. Seleccionan con frecuencia ambientes artificiales, como salinas y zonas de acuicultura, así como marismas naturales y lagunas interiores salobres, que suelen contar con sedimentos donde se encuentran las presas de las que se alimentan. A diferencia de otras especies —como la cigüeñuela—, no tienen ningún reparo en instalarse sobre superficies desnudas o con vegetación muy dispersa.

Alimentación

La avoceta basa su dieta en una gran variedad de invertebrados, especialmente insectos, crustáceos y lombrices, que puede capturar en aguas relativamente profundas. Para ello se vale de su singular pico, curvado hacia arriba, que mueve como una guadaña sobre los sedimentos mientras camina; cuando los pequeños habitantes del fango son desalojados de sus escondrijos, el sensible pico de esta ave los detecta y se cierra inmediatamente. A veces, cuando vadea aguas muy claras, localiza las presas con la vista. Suele alimentarse en grupos más o menos numerosos.

Reproducción

Generalmente cría en pequeñas colonias, en cuyo seno las parejas aparecen separadas por algunos metros de distancia. El nido se sitúa en el suelo, con frecuencia cerca —o incluso dentro— del agua, aunque en ocasiones pueden hallarse entre vegetación muy rala; consiste en una pequeña depresión tapizada por pequeños fragmentos de tallos, raíces y hojas de la vegetación circundante. En tan somero emplazamiento, la hembra deposita —entre abril y septiembre, con un máximo en junio— tres o cuatro huevos, de color ante parduzco y finamente manchados. La incubación se prolonga durante 23-25 días, tras los cuales nacen los pollos, capaces ya de corretear y alimentarse por sí mismos al poco de romper el cascarón, si bien son atendidos por ambos adultos durante los 35-42 días que invierten hasta su total desarrollo.

30 de Enero. Recuerdos

Imágenes perdidas en rincones olvidados,
Instantes de luz y música, que son eternidad en segundos.
Mentes llenas de cajones de vida, que buscan con miradas que los abran para echar a volar esos recuerdos.
Buscad esas alas y liberad esos momentos,
Volad junto a esas caras olvidadas que tanto os aman.
Recuerdos presos en mentes ansiadas de libertad..
Estas bonitas alas fueron diseñadas y talladas por Carlos Beroiz Villava y su padre Jesús.

Y es un símbolo de libertad, para esas personas que tienen infinitas cadenas en sus recuerdos..

Mil gracias a Maria por pensar en mi para estas fotos y por su precioso texto

Con Maria Luque Perez y Carlos Beroiz Villava.

63573d6f-415c-49fe-a35a-107e4e28ab3b