26 de Enero. La Castellassa de Can Torras

La Castellassa de Can Torras es un gran monolito situado en la vertiente sureste de San LLorenç del Munt, por sobre la carena de l’Illa y els sots de Matalonga y la Carda.
La Castellassa tiene tres picos, conocidos como la Torre (835 m), la Cabreta 830 m) y la Gepa (832 m). Su base tiene unos 90 metros de largo, de noreste a noroeste, y una anchura máxima en el centro de 30 metros.
El nombre de Castellassa proviene de un antiguo topónimo: Castelle Azaña, que ya se utilizó en un documento del año 930. Parece que inicialmente este término fue empleado para designar a la vecina Castellassa del Dalmau. Posteriormente fue utilizado para las dos rocas, añadiendo el nombre de las masías que cada una tiene más cerca. Una, el Dalmau, y la otra, Can Torres.
Pero la Castellassa también ha recibido otros nombres, como El Camello (por su forma) o la Roca del Pastor por una leyenda muy antigua.
IMG_7462-1 con sello (Medium)
La leyenda
La Castellassa de Can Torres es la protagonista de una de las grandes leyendas de Sant Llorenç del Munt, sobre la Ermita de las Arenas. El año 1645 un pastor, que cuidaba su rebaño al pie del monolito, intentó trepar hasta una de sus cimas una y otra vez hasta que lo consiguió, pero, una vez arriba, se dio cuenta que era mucho más difícil la bajada que la subida. Corría el riesgo de sufrir un accidente mortal. Muy angustiado rogó a la Virgen de las Arenas y le prometió que, si conseguía bajar sano y salvo, le haría llevar una nueva y potente campana.  Según la leyenda, el pastor se quedó dormido y, al despertar, ya estaba en la base de la Castellassa, donde le había dejado la Virgen. Esta leyenda dio a la ermita una gran fama de milagrosa.

Els Minyons de Terrassa y la Castellassa

El passat dissabte 20 de juny, els Minyons de Terrassa vam realitzar un pilar de 4 al cim de la Castellassa de Can Torres, al massís de Sant Llorenç del Munt i la Serra de l’Obac. Aquesta activitat forma part dels actes del 30è aniversari de la colla. La Castellassa de Can Torres és una de les roques monolítiques més impressionants i representatives del massís de Sant Llorenç del Munt. Com si d’un gran castell es tractés, pren el seu topònim del mas de Can Torres, el més proper a dita agulla.
La colla malva va escollir aquesta agulla per la seva espectacularitat de paisatge i per la seva representativitat dintre el massís de Sant Llorenç del Munt. Aquest monòlit rocós, està situat a 788 metres d’altura (50 metres des de la seva base i pel costat nord-est) trobant-se separada de la cinglera, la qual cosa li dóna una visió molt més extensa del seu volum. La seva base és allargassada, d’uns 90 metres de llarg i 30 d’amplada màxima en el seu punt mig.
Per realitzar el pilar, 28 castellers van haver d’escalar un desnivell d’uns 50 metres fins al cim, tots ells equipats adequadament i amb les mesures de seguretat pertinents. Va resultar una feina lenta i delicada degut a les particularitats de l’agulla. Un equip d’escaladors amb experiència es van encarregar d’assegurar el pas de tots els participants, i van col·locar diferents cordes fixes per facilitar-ne l’ascensió. De la mateixa manera, una vegada a la plataforma de roca que fa de cim, es van haver de col·locar un entramat de cordes per formar una reunió que pogués assegurar la posició de totes les persones per formar la pinya.
Prèviament al dia de l’ascensió, s’havia estudiat a l’assaig el sistema per realitzar la col·locació de la pinya i la construcció del pilar de manera que tothom estigués assegurat en tot moment. Es van realitzar dos pilars de 4, un mirant cap al nord i l’altre cap al sud. Totes les persones que van escalar-hi van participar de la pinya, sent-ne la més jove l’enxaneta, amb 7 anys, i el més veterà de 89 anys. El descens es va realitzar sense cap complicació a ressaltar.

https://www.youtube.com/watch?v=OGzLkUBcbwc

25 de Enero. Mare de Deu de Les Arenes

Imagen actual de la Mare de Deu de les Arenes hecha por la casa Rius Massagué de Barcelona en el año 1941. La virgen antigua, se cree que del siglo XI, desapareció el la Guerra Civil, no se sabe si incendiada, robada o para protegerla…. El caso es que la nueva, este año cumplirá 75 años, el 13 de abril. También es conocida popularmente la Mare de Deu de la galledeta (cubito), por el pequeño cubo de plata que lleva en una mano y por ese motivo los fieles le pedían lluvias en tiempos de sequía.
El amigo Joan Castells, nos contó todos estos datos y un montón de historias…. Como que no es la única virgen de las Arenas que ha habido…. Por ejemplo, la virgen Santa María del Mar, tan famosa por el libro de “La Catedral del Mar”, cuando la encontraron en la playa, también se la llamó en sus comienzos la Virgen de las Arenas, pero como los que la encontraron eran pescadores, se sentían mal con ese nombre, que no representaba bien su condición, de agua, no de tierra… Por eso al final se le cambió el nombre.
Y otra todavía más curiosa, la de una virgen sevillana, muy venerada hoy en día, que la encontraron también en la montaña, en un lugar donde se sacaba arena para las construcciones, y empezaron a decir que la habían encontrado allá arriba, donde no había nada más que arena…. Ya sabemos la forma de hablar de los andaluces que se van comiendo letras, palabras…. nada más que arena… mas c’arena…. Macarena….

_MG_9244-1 con sello (Large)

23 de Enero. Salamandra

En la excursión del Club de la Mandarina de ayer, a pie de la Castellasa del Dalmau, nos encontramos con este precioso bichito…. La verdad es que con ese colorido, con la tranquilidad pasmosa que tiene, pudimos entretenernos tranquilamente a hacerle unas fotos….

_MG_9213-1 con sello (Medium)

Salamandra común (Salamandra salamandra)
(sacado de la pagina http://www.faunaiberica.org)

Es un anfibio urodelo (con cola), de aspecto grande y robusto que mide normalmente entre 12 y 23 cm. incluida la cola. La cabeza es casi tan ancha como larga, algo aplanada y normalmente con el morro redondeado, pudiendo algunos ejemplares tenerlo algo puntiagudo. En ella tiene unos abultamientos grandes y bien señalados llamados “glándulas parótidas”. Los ojos son grandes y saltones y el iris de color pardo oscuro. Las patas son cortas y gruesas y poseen unos dedos deprimidos. La cola también es corta, de sección redondeada, y su longitud no sobrepasa la de la cabeza y el cuerpo juntos.
La piel de la espalda y los costados es lisa y brillante, de color negro con manchas irregulares amarillas, coloración que puede variar dependiendo de la zona geográfica, ya que pueden darse casos en que prácticamente no se observe el amarillo, y otros en que predomine o se distribuya en franjas. En la garganta y el vientre, las manchas amarillas no son tan numerosas y junto con el negro de fondo, son poco intensos.
Existen 5 subespecies de salamandra común en la Península Ibérica, diferenciándose entre ellas por el tamaño, coloración, diseño, etc.
Las salamandras suelen vivir en libertad normalmente hasta unos 20 años, si bien en cautividad pueden durar hasta 50 años.
Hábitat y distribución
Es una especie principalmente forestal, se le encuentra en bosques de ribera y laderas sombrías, cerca de los cursos de agua, huertas, pastizales, pinares, etc., rehuyendo de terrenos secos.
Vive en suelos espesos cubiertos de hojas o líquenes, ocultándose durante el día bajo piedras, troncos caídos, agujeros, entre la maleza, etc. En general les gustan los lugares húmedos, con muchos líquenes y hojarasca. Puede adaptarse a vivir desde el nivel del mar hasta los 1.800 metros.
En la península es especialmente abundante en el norte y en Galicia, y aunque menos abundante está presente en los sistemas Bético, Penibético, Central, Oretano e Ibérico.
Al tratarse de una especie forestal, la destrucción de sus hábitats mediante talas de bosques, incendios, etc., perjudican a esta especie.
Reproducción
Es durante el otoño cuando las salamandras entran en celo, apareándose en tierra durante la noche. El macho sigue a la hembra y se coloca sobre ella, se desliza hacia abajo, y comienza a rozar su hocico con la garganta de la hembra, para, una vez fecundada, la pareja se separe.
Dependiendo de la zona, desde diciembre a febrero, la madre puede dar a luz hasta 86 larvas, pero normalmente las puestas son de unas 30 o 40 larvas envueltas en una membrana de la que se sueltan rápidamente. Las larvas son de aspecto robusto con la cabeza muy ancha y desde que nacen, ya poseen las 4 patas desarrolladas y nadan a la perfección. Son depositadas en pequeños charcos de manantiales, regatos, o pastizales encharcados, observándose el mayor número de larvas en el agua entre los meses de enero y febrero.
La cresta dorsocaudal (cresta que presentan en la espalda y parte superior de la cola) nace en la mitad del cuerpo, y la punta de la cola es redondeada. Su color es color grisáceo, con manchas pardas y reflejos metálicos, y el vientre blanquecino. Al ir creciendo, las manchas oscuras se hacen más notables y aparecen manchas blancas muy características en la base de las patas que al acercarse la metamorfosis se vuelven amarillas. Pasados 3 ó 4 meses, desaparecen las branquias y aparecen ya las manchas amarillas, para completar el desarrollo larvario a los 5 meses, abandonando el agua al medir aproximadamente 6 cm, y ya con el aspecto y coloración de los adultos.
Tras la metamorfosis, los juveniles son idénticos a los adultos, realizando largos desplazamientos desde los regatos donde nacieron, alcanzando la madurez sexual (momento a partir del cual son capaces de reproducirse) a los 3 ó 4 años.
Alimentación y costumbres
Come principalmente presas de unas medidas comprendidas entre 4 y 20 milímetros, pequeños artrópodos, gusanos, lombrices de tierra, caracoles, insectos (en su mayoría coleópteros), gasterópodos, oligoquetos, quilópodos y araneidos.
Es de costumbres completamente nocturnas (sobre todo los adultos) y terrestres, moviéndose más al anochecer y al amanecer y viéndosele de día en tiempo lluvioso. Comienza su actividad anual con las primeras lluvias del otoño tras pasar el verano en un periodo de inactividad.
Se desplaza con lentitud, y durante el día, permanece oculto bajo piedras, agujeros de topillos, líquenes, troncos, etc. Normalmente se mueve en un radio de entre 10 y 20 metros, por lo que es muy fácil volver a observar el mismo ejemplar durante varias noches.
Al ser capturada y manipulada, segrega un líquido blanco y espeso que en contacto con la boca, ojos o nariz, produce irritación.
Entre los animales que se alimentan de esta la salamandra, está la Culebra de collar (Natrix natrix), Culebra viperina (Natrix maura), Víboras (Vipera spp) y el turón (Mustela putorius) y nutria (Lutra lutra).

22 de Enero. Amics de L’ermita de les Arenes

Hoy como colofón a una excursión un pelín accidentada, hemos tenido la inmensa suerte de encontrarnos con Joan Castells Solà, uno de los miembros de la asociación Amics de L’ermita de Les Arenes, mientras estábamos haciendo alguna foto por los alrededores de la ermita y ya pensando en irnos, se nos ha acercado y nos ha dicho que si queríamos nos la abría y nos la enseñaba…. Y encima, nos ha ido amenizando la visita con un montón de historia y de anécdotas…. Toda una clase de sabiduría y de bonhomia, pues nos ha regalado su tiempo sin conocernos, sin pensarlo…. Una verdadera buena persona… Y un rinconcito precioso

_MG_9250-1 con sello (Medium)