30 de Julio. Vuestro destino es el propio viaje

Hoy no estoy aquí a la hora de la publicación, esto está programado, estoy en la Sagrada Familia, en Barcelona, en la boda de mi pitiusa… Y seguramente estaré leyendo, acabo de leer o leeré este texto en la ceremonia….
Hace 37 años la vida nos hizo un regalo en forma de niña pequeña…. No vino de forma esperada, de hecho, cuando a nuestra madre le dijeron que estaba embarazada, ni se creyó al médico y pidió una segunda opinión… Y claro, la ranita no falló y se presentó Ingrid en nuestras vidas.
Siempre ha sido alguien especial, nuestra Pitiusa, casi más hija que hermana, por la diferencia de edad. En la infancia, cuando la regañaba, me desafiaba con la mirada…, o nos contagiábamos de sus risas mientras perseguía un conejo cual Alicia. En su adolescencia, ya más amigas que hermanas. Cómplice más que familia, compañera de excursiones y salidas, en nuestros viajes conjuntos, haciéndome de modelo o promocionándome, con sus sobrinos haciendo de “súper tita”.
Ella es especial por su forma de vivir la vida,  intensamente, desde los sentimientos, desde el corazón, desde donde se nutren y fluyen los sueños.
Sea riendo, llorando, subiendo montañas, bailando, conociendo rincones recónditos, cuidando de sus padres… Nada lo sabe hacer superficialmente, siempre se entrega a fondo, hasta la última consecuencia….
Y en este nuevo viaje, con nuevas compañías seguro que lo hace del mismo modo, con el mismo ahínco…
Como no puede ser de otro modo…. Deseamos que este nuevo camino siga lleno de esos maravillosos momentos que se merece, que nos ha hecho pasar desde que irrumpió en nuestras vidas…. Ha elegido compañero y camino, pero sabemos que siempre seguirá estando en el nuestro, tan sólo ahora hay más protagonistas.
Ingrid…. Javi… El camino es vuestro, vuestro destino es el propio viaje.

_MG_8210-1 con sello (Large)