31 de Marzo. Santa Caterina (Torroella de Montgrí)

Menos mal que me estoy saltando a la torera una de mis ide mis ideas al empezar a hacer este blog. La de colgar una foto, solo una, al día… Pues a pesar de que no cumplo esa primisa se me quedan muchas cosas atrás… Claro, hacer una foto diaría, es complicado, sobre todo por mi falta de tiempo, pero el colgar solo una, tambien es complicado, pues a alguien como yo, que tiene “disparo facil”, en una mañana, una tarde, o una excursión, facilmente pueden salir 200 o 300 fotos. Esto de la fotografía digital tiene eso, que como no hay que revelarlas y no cuestan dinero, uno puede disparar y disparar…
Pues bien, hace ya un par de semanas, creo, (puede que más, porque hemos vuelto luego, el día de los aiguamolls) os dige que había vuelto a Ultramort a pasar un fin de semana en casa de Antonia y Carlos… Bueno, no se si había puesto sus nombres por aquí, pero aprovecho para darles las gracias por su hospitalidad tan generosa que tienen siempre para con nosotros.
Hicimos una excursión a la hermita de Santa Caterina, y algunos, subieron hasta una cruz que hay montaña arriba, yo me quedé con mi señora que a poco de empezar el camino, vi que no podia continuar por sus dolores. Aprovechamos para ir a ver unas construcciones que vimos por el camino, y que no se si eran para hermitaños, o para pastores, y no he encontrado ninguna explicacion en internet…

Ermita de Santa Caterina (Torroella de Montgrí)

La ermita de Santa Caterina es una ermita de dimensiones moderadas en el término municipal de Torroella de Montgrí. La ermita queda escondida en el interior del valle de Santa Catalina al norte de las montañas de Ullà, Santa Caterina y Montplà. Llega una pista forestal transitable desde la carretera entre Ullà y la Escala. Aún así hay múltiples caminos y senderos que conducen, bien sea por el cuello de Santa Catalina entre la montaña de Ullà y la de Santa Catalina o el cuello de en Garrigàs entre la montaña de Santa Catalina y el Montplà. Por el este un camino sube por el cauce del valle hasta pasado el cuello donde se puede llegar a la pista forestal que conduce desde las dunas de Torroella hasta Sobrestany. El edificio fue iniciado en un estilo Gótico tardío, aunque mezclado con modificaciones barrocas

Historia

Según la tradición recopilada en su “Historia de Santa Catharina Alexandrina” de 1672 de Andreu Sabbath, hijo de Torroella y notario de la villa, fue construida por tres monjes provenientes del Monasterio de Montserrat, Bartomeu Cabotas, Pedro Tarascón y Berenguer Desguell a finales del siglo XIV. También es notable destacar que fue el lugar donde Caterina Albert (Víctor Català) se inspiró para escribir la exitosa novela modernista “Soledad”, donde igualmente describe con detalle el encuentro celebrado anualmente en el lugar.
El registro escrito que ha pervivido antes del siglo XVII es escaso y la mayoría de la información conservada a principios del siglo XXI se debe, según José Vert, a la recopilación hecha por el notario Andreu Sabat en el último tercio del siglo XVII a partir de los pergaminos municipales. Vert hace notar la importante merma en este registro que las diversas ocupaciones sufridas por las tropas castellanas y francesas de la casa consistorial, la Universidad de Torroella, produjeron. Tomando los datos recopilados por zapatos y según tesis de Vert, la llegada de monjes de Montserrat fue debida al cisma de Occidente que haga marchar por discrepancias teológicas varios monjes. Llegados a Torroella, tierras bajo protección del rey de Aragón, entonces Juan el Cazador rey con una especial predilección por el Empordà, fueron acogidos. Las primeras obras fueron sufragadas por los habitantes piadosos y acomodados de Torroella. El primer tercio del siglo XV se erigió un nuevo altar. Con todo el 1893 el templo se encontraba en estado de ruina y Pere Coll, vecino de Torroella y filántropo, pagano unas obras de remodelación que culminaron en 1915.

Arquitectura y objetos artísticos

Dejando de lado la parte del edificio dedicada a la vivienda, el edificio, que ha sufrido diversas ampliaciones, actualmente está formado por tres vueltas con tres altares. La ermita albergaba una talla gótica de piedra de Santa Caterina, destruida en 1936 durante los primeros días de la guerra civil española, y otra hecha de plata ofrecida en 1670, desaparecida antes del año 1928, y unos retablos de estilo gótico, uno de ellos representando la “Virgen de la Humildad” del siglo XIV.
El altar mayor, perdido, era de estilo barroco, albergaba un retablo gótico de la escuela de Jaume Serra representando la Virgen de la Leche.
Es documentada la presencia de una reliquia, supuestamente un oso de la pierna de Santa Catalina, que era guardada en la iglesia de Sant Genís de Torroella dentro de un relicario de plata, y que era subida el día acopio. No consta cuando desapareció esta reliquia

L’Aplec

Durante los S.XVII y XVIII, el hambre, guerras y pestes convierten Santa Caterina en un lugar excelente de devoción popular, es por eso que el día 25 de noviembre, día de la Santa, se celebra una romería en honor suyo, a quien se atribuye la salvación del pueblo de Torroella de Montgrí de estos estragos.
Esta tradición ha perdurado hasta hoy en día, que continúa celebrándose la reunión, con asistencia de gente de los pueblos de los alrededores, que festeja este día, con una coordinada, acompañado de familiares y amigos.
A partir del año 1975, cuando se reestructura el calendario de fiestas locales y el día de Santa Catalina ya no se festivo local, se traspasa la reunión el domingo antes del día 25 de noviembre,
A primera hora de la mañana, ya sea llegando a pie o en coche, ya hay grupos que suben a desayunar. Los que sólo vienen a comer, suelen llegar más tarde. Cada grupo prepara su fuego, si bien en los últimos años, se aconseja utilizar las barbacoas, para evitar el riesgo de incendio. Se empiezan a preparar las comidas, el tradicional arroz, la carne a la brasa, los caracoles o algún otro guiso.
A las doce y media, y siguiendo el programa de actos, se celebra el oficio solemne en la capilla. Una vez terminado el acto, la copla toca una sardana y, seguidamente, el levante de mesa. Ya ha llegado la hora de la comida y todo el mundo se vuelve a reencontrar alrededor del fuego
A las tres de la tarde se tocan sardanas en la plaza de la ermita, aunque todavía hay muchos que están entablados.
Si el tiempo acompaña, la sobremesa se ​​puede alargar hasta que oscurece

30 de Marzo. Procesión en Terrassa

Yo ni lo conocía, a pesar de llevar unos cuantos años en esta ciudad, y de trabajar en el centro, que es donde está el cine, nunca había coincicido que había visto la procesión. Y sí, tenemos procesión de Semana Santa en Terrassa. Nos es nada espectacular, pero como toda costumbre, merece la pena ser conservada. Para los fieles, y para el resto… Por eso y a pesar de que yo soy creyente a mi manera,. creo que estas cosas estan bien… Unas cuantas fotos de ayer tarde-noche. No todas estan perfectas, pero como quise hacerlas sin flaxh para molestar lo menos posible, algunas estan un poco borrosas, alguna persona movida, pero así se ve mejor el ambiente.

29 de Febrero, Hallazgo

Aquí está mi secreto.

Es muy simple:

sólo se ve bien con el corazón.

Lo esencial es invisible a los ojos

Esta mañana había taller de manualidades en casa. Mi mujer, mis hijas, y hasta una sobrina añadida, han decidido hacer alguna fofucha… Así que he apreovechado y me he perdido por Terrassa, quería hacer fotos a la ciudad donde vivo, tiene muchos rincones, y ya os los iré poniendo, porque he hecho más de 200 fotos y no he visitado todo lo que quería, pues al ser viernes santo, habían sitios cerrados, y a otros no he tenido tiempo…
Así que ya iré subiendo fotos, pero he tenido una sorpresa agradable y es lo que quería compartir hoy, ahora, con vosotros. Me he encontrado un monumento dedicado al “Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, y como el libro me encanta, la frase que os he puesto arriba tambien. He decidio empezar mi recorrido por Terrassa con esas fotos.

Imagen

Imagen

Imagen

28 de Marzo. Vamonos de excursión

Ya puse un par de fotos de esta excursión enseñandoos la montaña de Montserrat, vista desde el parc natural Sant Llorenç de Munt. Y hoy os voy a llevar a esa excursión que hice con mi niña… Más fotos de Montserrat desde la distancia, algunas de La Mola, tambien desde lejos, pues ese día no subimos alli, algunas de Terrassa, mi ciudad, desde donde subimos, algún pájaro tambien capte, y sobre todo, fotos de mi niña, y alguna que ella me hizo a mi. Fotos de un día compartido, de un día en la naturaleza, de un día maravilloso, como todos los que nos tomamos ese tiempo de compartir.
A mi nunca me estorban mis niñas para salir a dar un paseo, no soy de esos padres que siempre quieren hacer cosas sin los niños… Son nuestros, no de sus abuelos, ni de sus profesores, ni nada por el estilo. Nosotros los hemos tenido, son nuestra responsabilidad, pero tambien nuestra alegría, nuestro motivo para seguir viviendo y disfrutando de estos y otros muchos momentos.
Estas fotos son de una mañana muy bien aprovechada…

27 de Marzo. Grafitti precioso

Paseando, o caminando por las calles, a veces uno puede encontrar verdaderas obras de arte totalmente anonimas. es lo que me ha pasado esta mañana, en Terrassa, volviendo del medico y regresando al coche. Una entrada a un garaje, una cosa, en teoria, totalmente anodina, pues no, vale la pena observarla bien, sobre todo para los que vivimos en Terrassa, pues esta nuestra ciudad muy bien representada, casi todos sus monumentos o edificios representativos.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

25 de Marzo. Flores, plantas… Los colores

Cuando tengo la cámara colgada al cuello, siempre busco o veo dos cosas (entre otras menos reticentes) casi sin darme cuenta: las aves, y los colores de las plantas o flores… Siempre son un buen motivo para mis fotografías. Y estos días pasados hice unas cuantas que antes de guardar correctamente en su carpeta, quería compartirlas con vosotros.
Unos preciosos árboles con flores rosadas en una calle de Terrasa cerca del cine donde trabajo, margaritas en el cole donde doy clases (me gusto ese centro azulado, o esos diferentes tipos de hojas), y el contraste con los colores de las hojas en el mismo árbol (Estos dos ultimos, en Sabadell). La naturaleza es muy rica, nos regala constantemente efectos visuales que muchas veces ni apreciamos por estar corriendo hacía otro lado… Yo he querido compartir estos que capté y que encajé en mis fotos…

24 de Marzo. Adefesio, esperpento

Esperpento

Según la Real Academía Española Persona o cosa notable por su fealdad, desaliño o mala traza

Adefesio

Por el mismo diccionario, Persona o cosa ridícula, extravagante o muy fea.

Imagen

La verdad es que no sabía que nombre buscarle, y me vinieron a la mente esas dos palabras, creo que las dos le vienen que ni al pelo… Pero bueno, es una de esas cosas que casi todos los niños han tenido alguna vez, ni se como se hacen, ni se exactamente que tienen dentro, pero disfrutan viendo salir esos pelos verdes en esas cabezas deformadas (En este caso más que en otras, pues le han salido pelos incluso de la nariz). Eso sí, mi niña lo ha afeitado convenientemente para que no se sienta avergonzado el engrendro (otra palabreja para el artículo en cuestión)
A veces la cosa má simple, la que nos parece más absurda es la que hace qu elos niños se tomen el tiempo necesario para disfrutarlo, para entretenerse. Nunca se sabe el porqué, los niños son así. Simplemente disfrutan. ¡¡¡Cómo les envidio!!!

23 de Marzo. MI Yaya

Imagen
Hoy he llevado a mi suegra y una vecina suya (La Josefa) al cementerio. Por mis creencias, por mi manera de ser y de pensar, no es un sitio que me guste visitar, no le encuentro ningún sentido, y de hecho, espero no estar nunca allí. Y no porque espero vivir muchos, muchisimos años más, sino porque espero no “reposar” nunca entre esas paredes… NO pretendo convencer a nadie de lo que pienso, pero espero, no, mejor, deseo que cuando ese día definitivo me llegue, me quemen, y esparzan mis cenizas en cualquier montaña o valle de nuestra geografia, para volver a formar parte del ciclo de la vida, para comvertirme en planta, o bailar con el viento…
Pero no es eso de lo que quería hablar, y todavía quiero decir algo antes de llegar a la cuestión, a la persona, y es el lugar, la arquitectura. Los cementerios, tienen un “no sé qué” que a veces me fascina, pero no estos mastondontes en los que se han convertido, sino en esos pequeñitos de pueblo, en esos rinconces de paz que todavía quedan en algunos trozos, en esas tumbas en el suelo, con arboles por todas partes, esas losas de piedra, angelitos, palabras de agradecimientos… Esos trozos de historia que  aveces nos recuerdan o nos sirven de pie para montones de historias reales o ficticias que podemos encontrar o inventar…
Y el visitar hoy el de Sabadell, me ha recordado otras visitas, hace muchos, muchisimos años, que hacia cada año, para llevar a una persona que sigo recordando con muchisimo cariño, que sigo hechando de menos, y que siento muchisimo, que no haya podido conocer, querer y malcriar a mis hijas- Las habría querrido muchisimo, le encantaban los niños, y ellas habrían sido más felices, más sabias, y mejores personas si la hubiesen conocido a ella. Hoy quiero dedicarle este día, esta entrada en mi blog a mi abuela, mi yaya, Mª Antonia.
Fui muchas veces a ese cementerio con ella el día de todos los santos para cumplir con esa tradición que no es que la odie, pero no la comparto lo más mínimo, a esa zona de este mastodóntico cementerio que todavia vale la pena recorrer, a la zona antigua, esa que no por lo que contiene, sino por la paz, la arquitectura, el entorno, me gusta visitar. Muchas veces la llevé, muchas veces la acompañé, incluso una vez recuerdo, que sin haber dormido, pero allí estaba para llevarla a cumplir con lo que ella creía que eran sus deberes.
Y hoy, a pesar de ni siquiera saber donde esta su nicho, pues sólo lo he visto una vez y no lo sabría encontrar, he sentido su presencia, he recordado todas las cosas que me dio, todo el cariño, el amor, que nos brindó a toda la familia, incluso a la gente que no lo era. Desde luego no es ahí donde iria a recordarla, no es ahi donde iría a buscarla, pero es ahí donde hoy ha venido a mi mente.
Hay un lugar al que tambien la llevé muchas veces, y que si un día encuentro el momento, si creo que podría ir a hablar con ella, a recordarla. Fuimos juntos unas cuantas veces, era muy devota de un santo, y hay una iglesia en Barcelona, en la calle Bailen que tiene una imagen de ese santo que ella adoraba. San Martin de Porres. Tengo ganas de ir un dia de estos, lo he pensado muchas veces, pero un dia de estos lo haré, igual llevo a alguna de mis niñas…
Mi abuela, supongo que la de todos, era alguien especial, siempre estaba contenta, siempre reía, siempre tenía un mimo, un cariño para con todos sus nietos, para con todos los niños. Era la típica abuela bonachona, que nos malcriaba, que nos consentía, que hechabamos de menos en cuanto salia por la puerta, que nos compraba esa merienda que sabia que nos gustaba, que nos traía regalos cuando volvía de sus vacaciones, que siempre era ir a visitar a sus otros nietos… La típica y tópica abuela, pero la mia…
La quería mucho, y la hecho de menos. Y hoy, por haber estado en el sitio que he estado, me ha venido a la cabeza, como muchisimas otras veces y por otros motivos muy diferentes. Cuando escribiamos esas interminables cartas, cuando preparabamos esos grandes paquetes porque se iba de viaje y la teníamos que llevar a la estación, cuando nos llevaba al colegio, cuando ya más grande, me pedia que la llevase en coche a Elche… Montones de momentos, de vivencias, de felices momentos…

TE QUIERO Y SIEMPRE TE QUERRÉ YAYA

Imagen

Imagen

HAS SIDO Y SERÁS SIEMPRE LA MEJOR EN NUESTROS RECUERDOS

22 De Marzo. Más d’els Aiguamolls de L’Empordà

Si a una persona como yo le gustan los animales en general, y las aves en particular, este paraje es una verdadera maravilla para pasar una mañana como pasamos nosotros, y para volver una y otra vez. Porque cada vez, uno se puede sorprender con nuevas experiencias, con nuevas especies que otra vez no vi, con nuevos rincones que otro día no se apreció… Cada día es nuevo, y tenemos que vivirlo como el regalo que es.
Los adornos de las papeleras o de la entrada al lavabo, esos nidos artificiales que hacen en una pared para que puedan anidar o resguardarse dentro (los gorriones fotografiados salieron de esos nidos), y un buen montón de especies: Anades reales (a montones, es lo más abundante), algunos anades blancos, algunas fochas comunes, un Zampullin chico (al menos eso me dijo un señor alli que tenía una señora camara, y que parecía entender bastante), alguna garceta, gaviotas de varias especies, incluso un cormoran… Aparte de los caballos, vacas, insectos… El mirador, desde donde las vista son impresionantes… Todo digno de ser fotografiado, inmortalizado…