10 de Mayo. Bisbita pratense o común, Titella (Anthus pratensis)

IMG_6360-1 con sello (Medium)

Bisbita pratense o común, Titella (Anthus pratensis) (Datos SEO/BirdLife)

El bisbita pratense es un pequeño pájaro de colores muy discretos y de hábitos terrestres y gregarios. En la Península abunda en los meses fríos del año, cuando se convierte en característico de nuestros medios abiertos. Su reproducción en España, citada por vez primera en 1972, es realmente escasa, y hasta años recientes no se ha constatado con cierta regularidad en la Cordillera Cantábrica. El grupo de los bisbitas, por sus plumajes terrosos que los mimetizan con el suelo, es uno de los más complicados a la hora de su identificación.
Descripción
Clasificación
Orden Passeriformes; familia Motacillidae
Longitud
15 cm
Envergadura
24 cm
Identificación
Ave de aspecto poco llamativo y sin caracteres muy distintivos, similar al resto de bisbitas. Exhibe dorso pardo, un tanto verdoso al principio del otoño, con muchas estrías oscuras; vientre blanco sucio muy rayado; y flancos anaranjados en otoño, que se aclaran según avanza el invierno. Posee alas redondeadas, cola larga y con plumas externas blancas, pico fino, y patas finas, con la uña posterior larga y recta. La garganta es blanca, con una fina bigotera negra. Ambos sexos son iguales. Los jóvenes, cuando llegan a España, no se distinguen de los adultos. Este pájaro se observa casi siempre en el suelo y en grupo. Para diferenciarlo de otros bisbitas hay que atender a las fechas, a su voz, a su pequeño tamaño, y a detalles del plumaje como flancos con estrías más gruesas y dorso menos contrastado.
Canto
El reclamo es distintivo y de gran utilidad en el momento de la identificación. Emite un sip o bis, que repite unas pocas veces, a modo de bis-bis-bit, de donde le viene su nombre vernáculo. El canto se escucha poco en nuestro país, siendo también una sucesión de notas tipo tsip.
Dónde vive
En el mundo
Como especie reproductora se halla casi restringida al centro y norte de Europa. En el centro-oeste de este continente es residente, y además inverna en países de la cuenca mediterránea. Cuenta con dos subespecies reconocidas.
En España
La subespecie pratensis es la que cría en España, y también la mayoritaria en invierno, cuando además llegan aves de la subespecie whistleri —más verdosa y marcada—, procedentes de Escocia e Irlanda. Como especie reproductora se limita a puntos de la Cordillera Cantábrica en Asturias, Cantabria y tal vez Galicia y León. Aunque la primera cita de cría se remonta a 1972, hasta principios del siglo XXI no se ha considerado como nidificante en España. En invierno, el bisbita pratense está muy extendido en la Península y Baleares, aunque su densidad disminuye a medida que aumenta la altitud, siendo escaso pero regular en Canarias.
Desplazamientos
En España, la invernada principal se desarrolla entre octubre y marzo. Las primeras llegadas en el norte suelen producirse a finales de septiembre, con casos muy tempranos en agosto; el grueso aparece de forma súbita en octubre. El regreso primaveral, más lento, se extiende entre febrero y principios de abril en el sur, o de mayo en el norte, con máximo en marzo.
Población
La población reproductora española es muy pequeña, del orden de decenas de parejas, y no se dispone de ningún dato de invernada, pero se supone la presencia de varios millones de ejemplares. En Europa se estima que hay 7-16 millones de parejas, la mayoría en países nórdicos y de clima atlántico.
Cómo vive
Hábitat
En época de cría nidifica en pastizales con matorral bajo de la Cordillera Cantábrica. En invierno puede ocupar cualquier tipo de medio abierto, pero prefiere campiñas húmedas en el norte, mientras que en la mitad sur y el arco mediterráneo elige regadíos, siembras y pastizales. No desdeña zonas con matorral bajo y disperso, ni tampoco dehesas y otras formaciones arboladas abiertas.
Alimentación
En época de cría, la dieta consta básicamente de invertebrados de menos de 5 milímetros, sobre todo moscas, mosquitos y escarabajos. En invierno también consume muchos insectos, pero adquiere cierta relevancia la ingesta de semillas. La técnica más empleada para conseguir alimento consiste en la búsqueda y el picoteo en el suelo, habitualmente en pequeños grupos inconexos.
Reproducción
No existe información sobre la cría en España, pero en el resto de Europa efectúa dos puestas, entre abril y agosto, de cuatro a seis huevos —moteados sobre un fondo de color variable (pardo, gris o rojizo)—, que son incubados por la hembra durante unos 11 días en nidos ubicados en el suelo.
Anuncios

29 de Abril. Jugando al escondite

Paloma torcaz, Tudó (Columba palumbus)

DSC02131-1 con sello (Medium)

Paloma torcaz, Tudó (Columba palumbus) (Datos de SEO/BirdLife)

Paloma robusta y poderosa, muy común y extendida por toda la geografía española, aunque falta en Canarias. Ocupa una gran variedad de ambientes (forestales, agrícolas, urbanos), con las densidades más elevadas en encinares y alcornocales. En invierno, la población residente ibérica se ve reforzada por un contingente de millones de torcaces procedentes del centro y el norte de Europa.
Descripción
Clasificación
Orden Columbiformes; familia Columbidae
Longitud
40-42 cm
Envergadura
75-80 cm
Identificación
Esta robusta paloma posee cuerpo grisáceo, pecho robusto prominente y rosado, y cabeza proporcionalmente pequeña. Sus manchas blancas en el cuello y las alas resultan características y fácilmente reconocibles. Exhibe un vuelo poderoso, rápido, directo y con fuertes batidos de alas, en las que destacan las bandas transversales blancas.
Canto
Resulta muy característico. Su arrullo, grave y potente, está formado generalmente por dos o tres series de cinco sílabas (gu-guu-gu, gu-gu)
Dónde vive
En el mundo
Se encuentra ampliamente repartida por todo el Paleártico, incluyendo Europa en su totalidad, el norte de África y Asia central. Cuenta con dos subespecies reconocidas: una que ocupa toda el área de distribución y otra endémica de las islas Azores.
En España
Es una especie muy común y bien distribuida por todo el país, faltando únicamente de Canarias y Melilla. En primavera, las mayores densidades se encuentran en bosques mediterráneos de quercíneas (encinas, alcornoques) del centro peninsular.
Desplazamientos
Las poblaciones ibéricas son sedentarias, con movimientos dispersivos en invierno. Además, la Península Ibérica constituye la principal zona de invernada de las poblaciones migratorias del centro y el norte de Europa. El paso posnupcial se concentra por el oeste de Pirineos entre octubre y noviembre, mientras que el primaveral, más oriental, se detecta en febrero-marzo.
Población
La población nidificante ibérica se ha estimado en unas 220.000- 245.000 parejas (Atlas de las aves reproductoras de España, 2003), con tendencias al aumento en las últimas décadas. Por su parte, la Península recibe un importante contingente de invernantes europeos, que supera los 2-3 millones de individuos
Cómo vive
Hábitat
Ocupa una amplia variedad de ambientes, con preferencia por los bosques de frondosas y, en menor medida, las formaciones de coníferas, los matorrales y los cultivos con arbolado disperso. La población invernante se concentra en las dehesas del cuadrante suroccidental ibérico.
Alimentación
Su dieta se basa en semillas (bellotas, hayucos…), hojas de dicotiledóneas y plantas cultivadas. Como en otras palomas, los pollos son alimentados por una secreción del buche de los adultos durante los dos o tres primeros días.
Reproducción
Nidifica en árboles o arbustos. El nido consiste en una estructura sencilla de ramas, tapizada de hojas y hierbas. Realiza una o dos puestas anuales, entre marzo y septiembre, con máximos de abril a julio. La puesta consta de uno o dos huevos blancos, que incuban ambos progenitores durante 18 días. Los pollos son volanderos entre los 20 y los 35 días.

26 de Marzo. Jilguero, Cadernera (Carduelis carduelis)

_MG_5416-1 con sello

Jilguero, Cadernera (Carduelis carduelis) (Datos SEO/BirdLife)

El inconfundible y popular jilguero es una de las especies más comunes y extendidas en nuestro territorio, especialmente en el sur y algunos puntos del este peninsular. Ave muy gregaria —sobre todo en invierno—, el jilguero suele agruparse en bandos mixtos con otros fringílidos que nomadean en busca de alimento. En invierno recibimos abundantes ejemplares procedentes de otras latitudes europeas, que se unen a la fracción sedentaria de la población. Debido a su aspecto y vistoso canto es frecuentemente capturado como ave de jaula.
Descripción
Clasificación
Orden Passeriformes; familia Fringillidae
Longitud
12 cm
Envergadura
21-25,5 cm
Identificación
Los jilgueros se distinguen con facilidad por el juego de vistosos colores de su plumaje. En la cabeza muestran una característica careta roja, junto a sendas manchas blanca y negra. Poseen un pico de base ancha, largo y acabado en una fina punta. Su cola es negra, con el obispillo y el extremo distal blanco; además, las plumas más externas de la cola pueden tener amplias manchas blancas. En vuelo se reconocen bien por la presencia de dos amplias bandas alares de color amarillo dorado. No hay dimorfismo sexual fácilmente perceptible, aunque los machos lucen hombros más negros y careta roja más amplia que las hembras. Por otra parte, el plumaje varía notablemente con la edad; así, antes de mudarlo a finales de verano, los volantones carecen de la coloración descrita para la cabeza, pero mantienen las distintivas franjas alares amarillas.
Canto
El macho en celo tiene un variado canto, que combina gorjeos muy diversos, aunque lo pronuncia sin la aceleración de los verdecillos. En vuelo emite tintineos cortos, penetrantes, que se entremezclan con gorjeos cortos.
Dónde vive
En el mundo
Se encuentra en toda Europa, salvo en el centro y norte de Escandinavia. En Asia llega hasta Mongolia y Arabia Saudí. También se distribuye por el norte de África y penetra hacia el sur por la cuenca del Nilo. Se reconocen varias subespecies. Ha sido introducido en islas atlánticas (Azores, Madeira, Cabo Verde) y en América del Sur, Australia y Nueva Zelanda.
En España
Se halla presente en la práctica totalidad de nuestra geografía, incluyendo tanto las islas Canarias y las Baleares como Ceuta y Melilla. En nuestro país se ha citado una única subespecie residente, carduelis. Además, el anillamiento científico ha revelado que a principios del otoño recibimos individuos de las subespecies carduelis y britannica, procedentes de Centroeuropa y Gran Bretaña, respectivamente.
Desplazamientos
Es una especie migradora parcial. Las poblaciones europeas más norteñas, ubicadas en Rusia y Escandinavia, se desplazan hacia el sur tras el periodo reproductor. También migran algunas poblaciones más meridionales, que viajan a los países mediterráneos. El anillamiento científico demuestra que a la Península Ibérica llega, en los meses de octubre y noviembre, un gran número de jilgueros que proceden o han pasado en su ruta migratoria por Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza, Bélgica, República Checa, etc. Una fracción importante continúa su viaje hacia África, donde estas aves se mezclan con poblaciones sedentarias. En la Península hay poblaciones sedentarias y migradoras. Muchas de ellas cruzan en nutridos bandos el Mediterráneo e invernan en el norte de África. El viaje de regreso a la Península y el resto de Europa tiene lugar entre los meses de febrero y mayo. Las poblaciones sedentarias, en cambio, se comportan como nómadas y realizan desplazamientos de escala regional en busca de alimento.
Población
Para Europa se estiman 8,2-24 millones de parejas (datos del año 2000); y para España, un máximo de 2,8 millones (Atlas de las aves reproductoras de España, 2003). En nuestro país se registran densidades muy altas en olivares, pastizales con arbolado, dehesas, vegas fluviales, etc. La tendencia de la población española es creciente, con oscilaciones interanuales, según los resultados preliminares del programa SACRE en 2005.
Cómo vive
Hábitat
Se establece en una gran variedad de hábitats, siempre y cuando haya cierta cobertura arbórea y el clima sea suave. No suele instalarse a más de 1.800 metros de altitud. Abunda en cultivos arbóreos de olivos, cítricos, etc.; y también resulta frecuente en dehesas y otros bosques abiertos, vegas fluviales con herbazales o cultivos herbáceos de regadío, prados con linderos vivos y pinares naturales o plantados de pinos carrasco y piñonero. En invierno prospecta campiñas, áreas cerealistas totalmente desarboladas u otros parajes abiertos, pero ricos en cardos y otras herbáceas. En estos ambientes constituye grupos con otras especies, como pardillos, verdecillos y verderones.
Alimentación
Se trata de un ave granívora, especialista en extraer semillas de los cardos y otras muchas plantas de la familia de las compuestas (Asteraceae). También consume yemas florales y semillas de jaramagos (Cruciferae). Para sacar las semillas se posa directamente en las plantas y selecciona las que aún no han madurado.
Reproducción
Cría dos o tres veces al año, desde abril-mayo hasta agosto. Es el fringílido que más tarde comienza el cortejo, aunque en el sur de la Península puede emparejarse y criar en febrero. Instala el nido en ramas altas de árboles o arbustos. Este resulta muy blanquecino, ya que emplea muchas fibras vegetales y animales blancas; así, por ejemplo, recoge el vilano blanco de las herbáceas compuestas y las fibras de lana de oveja prendida en los espinos. El macho ayuda a la hembra en la construcción del nido y la alimenta durante la incubación. Este periodo se prolonga por espacio de 12-14 días. La hembra pone normalmente de cuatro a seis huevos, blancos o ligeramente azulados, con motas de tamaño irregular y concentradas sobre todo en el polo ancho. Los pollos vuelan a las dos semanas y solicitan alimento a los padres durante una semana más. Después se independizan, y los padres reinician un nuevo ciclo reproductor. A finales de verano se reagrupan y conforman bandos muy nutridos.

18 de Marzo. Barnacla cariblanca, Oca de galta (Branta leucopsis)

En el Delta del Llobregat vi el jueves pasado esta rara especie…. Con sus primas, las ocas comunes.

IMG_5460-1 con sello (Medium)

Barnacla cariblanca, Oca de galta (Branta leucopsis) (Datos SEO/BirdLife)

Entre las varias especies de gansos que —cuando aprietan los fríos en el norte del continente europeo— arriban a nuestras costas y humedales, se encuentra la barnacla cariblanca, un ganso de mediano tamaño y tonos grisáceos, negros y blanquecinos. Ciertos humedales gallegos, las lagunas de Villafáfila y las marismas del Guadalquivir son algunos de los pocos enclaves en los que ocasionalmente se deja ver este habitante de las latitudes árticas.

Descripción

Clasificación

Orden Anseriformes; familia Anatidae

Longitud

58-70 cm

Envergadura

120-142 cm

Identificación

Se trata de un ganso de tamaño mediano, con la popa blanca, el cuello y el píleo negros, la cara blanca y las partes superiores de color gris claro, con un barrado transversal más oscuro. Los adultos se distinguen de los jóvenes por presentar el barrado oscuro de los flancos más definido que estos. En vuelo ofrece un aspecto bastante claro, con un marcado contraste entre el pecho negro y el vientre blancuzco.

Canto

Este ganso, bastante vocinglero, emite un reclamo similar a un ladrido ronco, que se hace más agudo cuando lo emite en coro con otros ejemplares.

Dónde vive

En el mundo

La especie se reproduce en zonas árticas como Groenlandia, Spitsbergen o Nueva Zembla, pero también en latitudes más bajas (Suecia, Países Bajos). Inverna de forma regular en las islas Británicas y en el mar del Norte.

En España

Se distribuye de forma irregular en zonas húmedas —tanto interiores como costeras— de la mitad noroccidental de la Península, sobre todo en las lagunas de Villafáfila y algunos humedales gallegos. En las marismas del Guadalquivir se considera invernante regular, aunque escaso. También hay citas en el delta del Ebro y la albufera de Valencia. Aparece de forma ocasional en Baleares.

Desplazamientos

Se trata de una especie invernante muy escasa en España, aunque también puede observarse en paso migratorio. Todas las poblaciones árticas son migradoras y se desplazan desde Groenlandia y el norte de Rusia hasta Irlanda, Gran Bretaña y Países Bajos; los efectivos que llegan a la Península proceden de Groenlandia.

Población

La población reproductora europea se ha estimado en menos de 54.000 parejas. Desde 1970 hasta comienzos del presente siglo ha experimentado un incremento continuado, que ha venido acompañado de una expansión de sus áreas de invernada. Se calcula que son más de 370.000 los ejemplares invernantes en Europa, de los que solamente unos pocos llegan a España para afrontar el invierno.

Cómo vive

Hábitat

Durante la época reproductora prefiere islas, acantilados o laderas abruptas, lugares bastante inaccesibles desde los que ha de desplazarse hasta valles cercanos, la costa o ríos y lagos con abundancia de vegetación para alimentarse. Fuera de este periodo se encuentra en terrenos cercanos al mar, como marismas o prados costeros. Con mucha menor frecuencia aparece en zonas interiores, casi siempre de manera bastante accidental, ya sea por extravío o empujada por otros gansos a cuyos bandos se une.

Alimentación

Se alimenta tanto de día como de noche. En virtud de su dieta vegetariana, consume hojas y tallos de diversas herbáceas, además de estolones y semillas, que ingiere pastando en grupo por campos, praderas, marismas, cultivos, etc. También puede comer moluscos y crustáceos de forma accidental.

Reproducción

El ciclo reproductor de esta barnacla abarca unos 70 días, de los que aproximadamente 25 se invierten en la incubación y el resto en el desarrollo de los pollos, los cuales son muy precoces y capaces de alimentarse por sí mismos al poco de nacer. La reproducción suele iniciarse a finales de mayo y se prolonga hasta finales de agosto. El nido —que puede ser reutilizado año tras año— se sitúa en repisas de acantilados escarpados o sobre el suelo en lugares sin nieve, particularmente en islas de ríos y fiordos, y consiste en un montículo de hierbas y restos vegetales —a los que habitualmente añaden excrementos propios—, con una pequeña depresión en la cima. La puesta consta de cuatro o cinco huevos de color crema (aunque pueden llegar a depositar hasta nueve). Crían en colonias, con los nidos separados por una distancia de unos 2 metros.

7 de Marzo. Flamenco común, Flamenc (Phoenicopterus roseus)

DSC09286-1 con sello (Medium)

Flamenco común, Flamenc (Phoenicopterus roseus) (Datos SEO/BirdLife)

Por su notable tamaño y su peculiar aspecto, el flamenco común resulta posiblemente la más espectacular de todas las aves acuáticas que pueblan nuestros humedales. Su estilizada silueta puede ser vista en muchos de nuestros mejores enclaves húmedos costeros mediterráneos y suratlánticos, o en algunas lagunas del interior, como la malagueña de Fuente de Piedra —donde se asienta su principal colonia de cría en España y una de las más
importantes de todo el Mediterráneo— o algunas localidades manchegas.
Descripción
Clasificación
Orden Phoenicopteriformes; familia Phoenicopteridae
Longitud
125-145 cm
Envergadura
140-170 cm
Identificación
Esta popular ave de aspecto inconfundible destaca por su gran tamaño y sus largas patas y cuello. Cuerpo, cuello y cabeza exhiben una coloración blanquecina con tonos rosados, mientras que las plumas coberteras e infracoberteras alares presentan un intenso rosa carmesí; sin embargo, las plumas de vuelo o rémiges son de color negro. En reposo, estas plumas negras aparecen ocultas bajo las coberteras y las largas plumas escapulares. El pico, curvado hacia la mitad de su longitud casi en ángulo recto, es también de color rosa, salvo en el extremo terminal, donde se torna negro. Las patas lucen asimismo tonos rosados. En vuelo presenta una silueta muy estilizada en la que mantiene el largo cuello y las patas estirados. El dimorfismo sexual se manifiesta en el tamaño de las aves, mayor en el macho. Los jóvenes contrastan notablemente con los adultos por presentar una coloración pardo-grisácea, sin ningún tono rosado (tampoco en el pico o las patas). Sus patas resultan además mucho más cortas.
Canto
Emite constantemente reclamos nasales y guturales, así como cacareos.
Dónde vive
En el mundo
Se distribuye por África, Asia y los países europeos circunmediterráneos. Sin embargo, su presencia en esta amplia área geográfica no es continua y depende de la existencia de humedales salinos o salobres favorables. No se reconocen subespecies.
En España
Su distribución está asociada a los humedales de aguas salinas o salobres —ya sean costeros o del interior— del litoral mediterráneo (incluidas las Baleares), Andalucía y Castilla-La Mancha. En Canarias resulta accidental.
Desplazamientos
Es una especie parcialmente migratoria, que ejecuta movimientos dispersivos de nomadeo que reúnen a ejemplares procedentes de distintas colonias de cría. Por lo general, tras el periodo de reproducción, gran parte de los individuos se dispersa por distintos humedales ibéricos, del norte de África e incluso del Mediterráneo oriental. Aunque pueda haber intercambios entre ellas, parecen distinguirse bien dos poblaciones en torno al Mediterráneo. Por un lado, la del Mediterráneo occidental, formada por los flamencos que crían en España, Francia, Italia y 3 norte de África, cuyos individuos no suelen avanzar más allá de Italia hacia el este y llegan por el sur hasta el Banc d’Arguin, en Mauritania. Y por otro, la población oriental, cuyos individuos parecen desplazarse a mayores distancias, pues pueden alcanzar la zona del golfo Pérsico y llegar, incluso, al subcontinente indio, donde se relacionan con las poblaciones asiáticas.
Población
De los 700.000 individuos que se calculan en el conjunto de su área de distribución, se cree que 56.000-58.000 parejas se asientan en las colonias europeas. En España, la población reproductora varía según los años en función de los niveles hídricos de los escasos humedales donde cría, pero en años favorables se han llegado a estimar hasta 26.000 parejas reproductoras. La principal colonia de cría, en la laguna de Fuente de Piedra (Málaga), acoge más de la mitad de las parejas reproductoras del país. Otras colonias —de asentamiento más reciente, de mucha menor entidad y que en años secos suelen fracasar en la cría— se sitúan en el delta del Ebro y Doñana. Lugares como El Hondo o las salinas de Santa Pola (Alicante) y las lagunas manchegas de Pétrola (Albacete) han albergado asimismo pequeñas colonias de cría en los últimos años cuando las han sido óptimas. Se considera que la población reproductora en España muestra una tendencia positiva desde la década de los años setenta del siglo pasado. El contingente ronda la cifra de 14.000-38.000 individuos, según los años.
Cómo vive
Hábitat
Requiere de amplias superficies de aguas poco profundas, como lagunas costeras, marismas, salinas o grandes lagunas endorreicas, por lo general con un marcado carácter salino o al menos salobre y, a menudo, sometidas también a regímenes temporales de inundación.
Alimentación
Consume pequeños organismos acuáticos, como larvas y adultos de insectos, pequeños crustáceos, moluscos, anélidos, microalgas y protozoos. Para alimentarse coloca su cabeza entre las patas (total o parcialmente sumergida) y remueve con estas el fondo con objeto de que la materia orgánica en suspensión entre en su pico, mientras que el agua es expulsada con la lengua. Los pequeños organismos son filtrados gracias a las laminillas presentes, a modo de peines, a lo largo del borde del pico.
Reproducción
La especie cría en colonias que reúnen a cientos o miles de parejas. Para reproducirse precisan de la existencia de humedales con aguas someras, de nivel generalmente constante a lo largo de todo el periodo reproductor, y con islas o zonas terrestres emergidas a salvo de predadores. La época de cría suele comenzar a partir de abril. Los nidos, que se construyen muy próximos unos de otros, consisten en pequeñas elevaciones de barro y restos vegetales con forma de cono truncado, de unos 40-60 centímetros de diámetro y hasta 50 centímetros de altura. La hembra deposita en ellos uno o dos huevos, que son incubados por ambos sexos durante unos 30 días. Los pollos permanecen algunos días en el nido, pero son bastante precoces y pronto lo abandonan para agruparse en “guarderías”, donde quedan al cuidado de unos pocos adultos mientras la mayor parte de los progenitores se aleja de la colonia en busca de alimento. Durante, aproximadamente, el primer mes de vida, los pollos se alimentan de una papilla segregada en el aparato digestivo de los padres, de la misma manera que hacen los pichones de las palomas. Los pollos ya están emplumados transcurridos unos 70 días y 4 abandonan la colonia a los 100 días. Suelen reproducirse por primera vez a los cinco años de edad.

6 de Octubre. Espátula común, Becplaner (Platalea leucorodia)

_mg_8117-1-con-sello-large

Espátula común, Becplaner (Platalea leucorodia) (Datos SEO/Birdlife)

La espátula es una zancuda inconfundible por su gran tamaño, su color blanco y su costumbre de vadear los someros fondos de los humedales mientras rastrea el fango con su aplanado pico. España alberga algunas de las más importantes colonias de Europa occidental, que se refugian en
humedales costeros del oeste de Andalucía. Asimismo, pueden verse en los pasos migratorios ejemplares que recalan principalmente en los humedales costeros cántabro-atlánticos, como la ría de Guernica y las marismas de Santoña.
Clasificación
Orden Ciconiiformes; familia Threskiornithidae
Longitud
80-93 cm
Envergadura
120-135 cm
Identificación
Se trata de un ave zancuda inconfundible por su gran tamaño y coloración general blanca. Destaca en ella su peculiar pico, largo y aplanado en su extremo a modo de espátula, rasgo que ha dado origen a su nombre vulgar. Durante el periodo reproductor, los adultos desarrollan un penacho de plumas colgantes en la nuca y un collar amarillento en el pecho. Igualmente, la mancha amarilla del pico se intensifica y se hace más extensa. Los jóvenes son totalmente blancos, con patas y pico rosáceos y las puntas de las primarias más externas de color negro. En vuelo muestran una silueta estilizada al llevar el cuello estirado.
Canto
Fuera de las colonias de cría es, por lo general, silenciosa y solamente emite suaves murmullos, casi inaudibles.
Dónde vive
En el mundo
Se distribuye por la región paleártica, aunque de forma fragmentada, donde ocupa un área que se extiende desde Europa hasta Japón, pasando por el norte de África, el golfo Pérsico, la India, Sri Lanka y el sur de China, si bien en muchas de estas regiones aparece únicamente como invernante. En Europa nidifica solamente en los Países Bajos, España y Francia y, en menor número, en Portugal, Hungría, Austria, Dinamarca, Rumanía, Rusia y Turquía.
En España
El grueso de la población se agrupa en Andalucía occidental, en torno a las áreas de cría. También se producen concentraciones en algunos enclaves de la costa cántabro-atlántica (rías de Guernica y Arosa y, especialmente, marismas de Santoña), por donde efectúan la migración los individuos provenientes de las colonias francesas y neerlandesas en su camino hacia África. En nuestro territorio aparece la subespecie leucorodia, que habita también en el resto de Europa, el norte de África y algunas zonas de Asia. Resulta rara en Baleares y más regular, pero escasa, en Canarias.
Desplazamientos
La mayor parte de la población de Europa occidental migra hacia los humedales de Mauritania y Senegal para pasar el invierno, pero una pequeña proporción de la población reproductora ibérica tan solo realiza movimientos dispersivos por humedales cercanos a sus colonias de cría, por lo que pueden observarse aves también durante la estación invernal. Los individuos de Europa central y oriental pasan el invierno en Túnez y Sudán tras visitar en su migración los humedales de Italia y Grecia.
Población
La población mundial de espátula se estima en 58.000-68.000 parejas, de las cuales entre el 50% y el 75% se cree que habita en Europa. En España, las colonias de cría estables y más importantes se hallan en Andalucía occidental y se sitúan, por orden de importancia, en las marismas del Guadalquivir, las marismas del Odiel, la bahía de Cádiz y las marismas de Isla Cristina (Huelva). Se ha constatado un frecuente intercambio de parejas reproductoras entre estas colonias de cría. La especie también se reproduce de manera ocasional en Extremadura. En los últimos años, la tendencia de la población parece encontrarse al alza, aunque el éxito en la reproducción puede variar mucho de un año a otro en función del régimen hídrico de los humedales. En conjunto, y según las estimaciones más recientes, la población española ronda las 2.500 parejas reproductoras, con una población media invernante en Andalucía de unos 400 ejemplares.
Cómo vive
Hábitat
Prefiere humedales poco profundos, en general costeros y por tanto salinos, como marismas, deltas y estuarios, que posean fondos de arena fina o fango y que registren cambios mareales apreciables. Por lo común evita zonas de aguas muy estancadas o muy turbulentas, así como medios lacustres con abundante vegetación sumergida.
Alimentación
Su dieta se compone de invertebrados acuáticos (crustáceos, moluscos, anélidos e insectos acuáticos y sus larvas) y también de anfibios o pequeños peces. Se alimenta en grupo, vadeando sobre el sustrato mientras mueve la cabeza de un lado a otro hasta que detecta posibles presas con el extremo de su pico, sumamente sensible.
Reproducción
Es una especie gregaria que se asienta en la misma colonia durante años sucesivos, a menudo en compañía de garzas y cigüeñas blancas. Instala el nido sobre grandes árboles (alcornoques, pinos o eucaliptos), arbolillos (tarajes o sauces) o a ras de suelo sobre vegetación marismeña de poca altura. Este consiste en un acúmulo de ramas, juncos y restos vegetales de unos 50-70 centímetros de diámetro. Tanto la hembra como el macho participan en su construcción así como en la incubación y el cuidado de la descendencia. El periodo de cría suele comenzar en abril o mayo, aunque en condiciones climáticas propicias puede adelantarse la fecha. La especie realiza una única puesta por temporada, de tres o cuatro huevos blancos con motas pardas, depositados a intervalos de tres días, si bien puede efectuar una puesta de reposición si la primera se malogra. La incubación dura 23-25 días, tras los cuales nacen los pollos cubiertos de plumón blanco, si bien no estarán totalmente emplumados hasta los 45-50 días. Los jóvenes, que son seminidícolas, obtienen su independencia de forma progresiva y alcanzan la madurez sexual a los tres o cuatro años.