30 de Junio. Puertas… ¿al cielo?

_D1_8291-2 con sello (Large)

Anuncios

29 de Junio. Trabajo en equipo (LightPainting)

Muchos agradecimientos tengo que repartir en este post. El primero para Mónica por tener tanta paciencia con estos “locos fotógrafos” que nunca le ven el final a una sesión de fotos…
El segundo, ya reiterativo para Pedro Cazorla, por acogernos en su casa, por dejárnosla a nuestro aire disfrutándola foto a foto, momento a momento…. Ha sido un placer conocerte y espero seguir disfrutando de tus charlas, de tus anécdotas y de esa casa que nos ha enamorado.
El tercero para todo un crack. Carles Calero ha sido un inmenso placer conocerte… Disfrutar viéndote hacer esas maravillas que creas usando tus “brochas luminiscentes”. Haciéndome sentir parte de un gran equipo con el que hemos logrado, a mi entender, unas fotos realmente maravillosas, cuidadas, muy especiales. Espectaculares.
Y el último, en orden de escritura, pero todos al mismo nivel, para José Luis Alcaráz, en lo tuyo también eres un crack y creo que nos vino muy bien alguien con tu experiencia con las modelos… Fue la guinda del pastel…. Y encima, me dejaste “usar” tu cámara, mis fotos son las tuyas….
Porque lo que hicimos, fue un equipo, creamos entre todos las fotos. Todos colaboramos… En ese tipo de foto no puede ser de otro modo… Unos con ideas, otros linterna en mano, la modelo posando y dando lo mejor de si misma, otros aconsejando, otros cartulina en mano, tapa-destapa, todos moviendo muebles y decorando…. Todos hicimos la foto…. Y eso hace que uno se sienta más orgulloso si cabe…. Porque como siempre he dicho, para mi esto de la fotografía, no son las fotos en si, sino los ratos que compartes y las compañías que encuentras….
Gracias a todos…..

_D1_8298-1 con sello (Medium)

28 de Junio. Santa Cecilia

IMG_4912-Editar-1 con sello (Large)

Santa Cecilia de Montserrat

Santa Cecilia de Montserrat es una antigua abadía benedictina del municipio de Marganell, en el Bages, situada a levante de la montaña de Montserrat, cerca del antiguo castillo Marro, debajo de San Jerónimo, a medio camino de Can Maçana y el monasterio de Montserrat. Es una obra incluida en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.
Situación
El lugar es notable por su situación en un rellano despegado orientado hacia el valle del Llobregat. El templo románico de planta basilical, con tres naves de desigual extensión y de paredes de piedra tallada encaladas ya originariamente que son culminadas con tres ábsides con arcos lombardos, se mantiene en buen estado gracias a varias restauraciones y es un magnífico ejemplar del románico del siglo XI, única parte que ha restado de las viejas construcciones.
El casal vecino ha sido rehecho casi en su totalidad, y del 1900 al 1954 residió una comunidad de monjas benedictinas, filial de San Pedro de las Puel·les, que en 1954 se trasladó al nuevo monasterio de Sant Benet de Montserrat, cerca de la Colonia Puig. Actualmente han sido convertidos hoy en refugio de excursionistas y en locales para actividades juveniles.
Descripción
Iglesia de planta basilical con tres naves, de las cuales las laterales son las más cortas que la central. La cabecera está estructurada en un ábside y dos absidiolos. Las naves están cubiertas con bóvedas de cañón y se comunican mediante 2 arcos de medio punto. En el ábside central se abren 3 ventanas de doble derrame, y una en cada absidiolo. La decoración de la cabecera es la típica lombarda, con arcos ciegos y lesenas.
Se cree que antiguamente el sistema de cubierta fue un envigado de madera, que a sustituirse por las vueltas significó tener que engrosar los muros de la nave central. El aparato es obrado en sillares sin pulir, unidos con mortero de cal. El estado de conservación de la iglesia es bueno y cuidado. En el lado izquierdo del ábside, en el interior, hay existe el graffiti de una figura, probablemente tardorromano.
Historia
La primera noticia conocida de la casa de Santa Cecilia es del 900. El monasterio fue fundado el 25 de mayo de 945 por el abad Cesari, que entre el 966 y el 981 pretendió ser el arzobispo de la Tarraconense. El 951, Cesari obtuvo un precepto del rey Luis IV de Francia, que le confirmaba la dotación inicial asignada por los condes Sunyer I y su esposa Riquilda, sus protectores.
El 956 fue sometida canónicamente al obispado de Vic. El 957 el obispo de Vic Guadamir consagraba la iglesia del monasterio en honor a Santa Cecilia, que dependía canónicamente del obispo de Vic. El 1023 estuvo a punto de ser sometido por el monasterio de Ripoll, que fundó a continuación el vecino priorato de Santa María de Montserrat. Fue cedida al monasterio de Sant Cugat el 1058 a pesar de la oposición de sus monjes, para separarse 50 años más tarde. El 1103 recupera la independencia, pero Sant Cugat iniciará un pleito que durará años. El 1143, la parroquia de Marganell fue donada al monasterio por el obispo de Vic.
Los abades de Santa Cecilia han sido Cesari (945-998), Ferriol (994-998), Folc (1000 a 1006), Dalmau (1008), Joan de Barcelona (1011-22), Bonfill (1025-36), Guillem (1036-1054), Pedro (1056- 1077), Andreu (1084- 1086), Dalmau (1086 – 1103), Amat (1103-1107), Bernat Berenguer (1114), Ermengol (1122- 1128), Guillermo (1143 ), Gerald (1219- 1220), Arnau de Calders (1120-1122), Ramón (1281), Ramón Briz (1290), Bartolomé de Castellet (1327- 1343), Bernardo de Castellet (1347), Andreu (1381), Pedro Andreu (1399), Berenguer March (1399 y ss), Lorenzo Marull (1471- 1483), Jaume Filella (1483- 1498), Salvador Marull (1498- 1515) y Miquel Cordelles (1519- 1538). Los tres últimos fueron comendatarios. [4]
En el siglo XIV entró en decadencia, y pronto se convirtió en un lugar de hospedaje para los peregrinos de Santa María de Montserrat, entrando en su órbita el 1410, y anexado el 1539. Los abades de Santa María tuvieron cuidadosamente desde entonces de la casa, donde residía sólo un sacerdote y sus sirvientes.
Durante la Guerra de la Independencia (1811-1812) el monasterio y la iglesia fueron incendiados y saqueados. El abad Miquel Montadas hizo la primera restauración el 1862 bajo la dirección del arquitecto Villar y Carmona. En 1930 se realiza una segunda impulsada por el abad Marcet y dirigida por J. Puig i Cadafalch. Se cree que el templo prerrománico consagrado el 957 hoy no queda nada y que la actual es una construcción del siglo XI, en el que se deberían señalar dos procesos constructivos.
En 2015 se inauguró un espacio de arte dedicado a Sean Scully.
Espacio de Arte Sean Scully
El Espacio de Arte Sean Scully, adscrito al Museo de Montserrat, alberga el conjunto artístico realizado por el pintor de origen irlandés y residente en Nueva York Sean Scully en el interior de la iglesia románica de Santa Cecilia de Montserrat, restaurada por la Diputación de Barcelona . En el interior de la iglesia, fundada 945, hay seis pinturas de gran formato, ocho vitrales, tres pinturas al fresco, un trasaltar de cristal, tres cruces de vidrio y cuatro candelabros, todos ellos elaborados por Scully. El espacio cuenta también con un centro de interpretación introductorio dedicado a la historia de Santa Cecilia y al arte de Sean Scully. Scully concibió el proyecto de Santa Cecilia en 2005, conjuntamente con el P. Josep de C. Laplana , director del Museo de Montserrat, y la mediación del galerista Carles Taché . El proyecto tiene semejanzas con la Capilla Rothko de Houston .
La primera de las obras que Scully elaboró para Santa Cecilia es Holly, una interpretación personal de las catorce estaciones del viacrucis, en memoria de su madre. La obra actual, con el nuevo nombre Holly-Station , es una variación de la primera serie, que Scully expuso en 2004 en la Kunstverein de Aichach (Alemania).
En 2010 pintó Cecilia, dedicada a la santa titular de la iglesia, obra que fue presentada en el verano de 2014 en la iglesia de Santa María de Cadaqués. En 2015, Scully realiza una segunda Cecilia (Landline Cecilia), con unos colores y tonos más afines a la atmósfera jovial mediterránea, en un espíritu pictórico que se extiende a las tres obras de pequeño formato que llevan por nombre Untitled. El imponente tríptico Doric Nyx, en cambio, emplazado en la entrada del templo, se distingue por la austeridad intensa y profunda de su cromatismo. Scully ha querido acentuar con la gravedad de los tonos la dimensión trágica de la condición humana. Por ello, esta obra de la serie Doric lleva el nombre de Nyx , que es la diosa griega de la noche. El conjunto artístico se complementa con una pintura al óleo, la más tierna y dulce de las que Scully ha elegido para Santa Cecilia, que pertenece a la serie Wall of light (Barcelona Wall of Light Pink). La intervención se enriquece con ocho vitrales monocromos con colores muy característicos en la obra de Scully -el amarillo, el rojo y el azul-, uno para cada nave de la capilla. El artista ha añadido tres cruces de vidrio y cuatro candelabros de hierro situados en el ámbito del altar -presbiteri-. La otra gran novedad que ofrece Santa Cecilia de Montserrat son las tres pequeñas pinturas al fresco, con la que el pintor ha querido conectar personalmente con los orígenes medievales del templo. Es la primera vez que Scully pinta al fresco.

21 de Junio. Can Balasch

Quería darle las gracias a Pedro Cazorla por abrirnos las puertas de su casa, de su vida, de su memoria…. Es una lástima que lugares como este, por motivos que no se saben muy bien, hayan caído en el desuso, en el olvido… que hayan perdido su esplendor pasado, pues es un lugar lleno de encanto, de belleza, de historias…. No deberíamos dejar que pasasen cosas así… Si perdemos nuestro pasado, nunca sabremos quién somos realmente…. Gracias de nuevo Pedro, espero que podamos volver a compartir algún rato y que todos esos proyectos de futuro que vuelan por tu cabeza, al menos alguno, se vayan pudiendo hacer realidad… Gracias… Y gracias Manuel, por invitarme a acompañarte

_MG_4749-2 con sello

Sacado de Internet

La familia Balasch está documentada en este lugar desde el siglo XII.A partir del siglo XV y hasta el XIX algunos de sus miembros fueron alcaldes reales. El actual edificio, que durante un tiempo ha sido un restaurante, fue convertido en residencia señorial por José Ubach y Balasch 1882. Tiene una fachada de estilo clasicista, con porche y balcón, coronada con un frontón triangular donde hay un reloj y un pequeño campanario.Destaca la torre-mirador, de planta cuadrada.