27 de Septiembre. El Bosque de las cruces. Un duelo por la tierra

img_7436-1-con-sello-medium

Articulo aparecido en el diario Regió 7 en 30 de Julio de 2016

El artista y bombero Marc Sellarés pone punto y final al bosque de las cruces , una monumental intervención artística en los municipios de El Bruc y Sant Salvador de Guardiola, justo cuando se cumple un año del incendio de Òdena . El fuego, el más devastador de 2015, quemó 1.293 hectáreas; tantas como cruces ha instalado Sellarés.
Sellarès ha terminado la última cruz este martes 26 de julio al mediodía. Culmina así un año de trabajo en el que ha trabajado solo y sólo equipado con una sierra, martillo, clavos y una escalera para trepar a los árboles.
La acompañaba su familia, algunos amigos y los medios de comunicación, que no se han querido perder el momento. Al poco tiempo de empezar a trabajar, la obra de Sellarés comenzó a aparecer en televisiones y periódicos, y desde entonces ha dado la vuelta al mundo.
El bosque de las cruces forma parte del land art (arte de la tierra), una corriente artística que entiende la obra como parte del paisaje y que aprovecha los elementos de la naturaleza.
La intervención, que según Sellarés es la más grande que se ha hecho nunca en España, también tiene una gran carga emocional para el artista. Originario de San Salvador de Guardiola, ver el bosque quemado tras el incendio le conmocionó. Fue entonces cuando decidió construir el bosque de las cruces en señal de duelo.
Después de terminar la obra, el siguiente paso es buscar un lugar donde exponer todo el material gráfico y audiovisual que documenta el proceso de creación. El bosque de las cruces, en la carretera B-1101, seguirá abierto a todos los que quieran visitarlo.

 

Si quieres visitar el blog del artista donde explica su obra y la evolución en la creación de la misma visitas el siguiente enlace:
http://sellares.blogspot.com.es/p/les-200-creus.html

5 de Junio. Sant Pau Vell

_MG_9698-Editar-Editar-1 con sello (Medium)

Sant Pau Vell

Iglesia de planta de cruz en la que se distinguen tres brazos. Cubierta con bóveda de medio punto y vuelta un poco apuntada, las cuales están prácticamente derrumbadas. En el ábside norte hay una ventana de doble derrame. El Centro Excursionista de Gracia habilitar los años 70 una especie de refugio, que frenó la degradación de una parte del edificio. El conjunto de San Pau Vell, formado por los restos de la iglesia y del castillo, fue incluido en el “Inventario de Arquitectura Militar” (referencia AMN 034, D. 22-4-1949), lo que conllevaba la su calificación como Bien del Patrimonio Nacional, asimilado después Bien de Interés Cultural (referencia R.1.51.5210), y actualmente, según la normativa vigente, bien cultural de interés nacional. Incluido también en el “Inventario del Patrimonio Español de carácter histórico-artístico . Provincia de Barcelona. 1979-80. “Del Ministerio de Cultura (núm. 0670).
La antigua parroquia de San Pau de la Guardia, que se levantaba inicialmente junto al castillo de la Guardia, fue la primera parroquia del término del Bruc y hasta el siglo XV no pasó a depender de aquella (por el despoblamiento de este sector), hasta entonces sufragánea suya (en el siglo XIX recuperó el carácter de parroquia rural).
Sus ruinas (de un templo que había sido consagrado el 1084 y renovado en los siglos XIII-XIV) son conocidas hoy por “San Pau Vell”. En 1742 fue construida una nueva iglesia un poco más abajo, cerca de la masía de Can Elies o Forn del Vidre, en el lugar donde había desde el siglo XIII una capilla dedicada a San Abundi (o Aon ). “El 1370 el rey Pedro III vendió al Monasterio de Montserrat la jurisdicción alta y baja, civil y criminal, del castillo de la Guardia y de la parroquia del Bruc, que el Monasterio mantuvo hasta el fin del Antiguo Régimen.”
Según Carreras: “Del siglo XV arrancará la desaparición del castillo de la Guardia, así como la construcción de la iglesia de San Pablo en el mismo solar”. El 1677, sólo existían los fundamentos, a poca diferencia como hoy en día, los cuales, dice Argaiz , se encontraban “donde está asentada la iglesia parroquial, para ser iglesia encumbrada”. Esta iglesia conocida ya por San Pablo Viejo, no es más que un piloto de escombros que hacen el oficio de cantera a los vecinos de la Guardia.
En 1889 se mantenían en pie fragmentos de bóveda apuntada, con revoques y molduras de yeso. La vuelta mostraba la ausencia de las tradiciones del arte románico y absoluta influencia del gótico. No es, pues, la antigua capilla del Castillo, como supone Argaiz , sino otro que la sustituyó, en el siglo XIV. Lo que nos habría ilustrado respecto a ella, o sea el archivo parroquial, fue quemado en 1810, por el ejército napoleónico, junto con la nueva iglesia “. (Carreras). Martín y Cantón, en 1863 explicaba que: ” en la actualidad, Señales el punto en que estaba el castillo, una bonita capilla dedicada al apóstol San Pablo, sufragánea de la parroquia del Bruch “.
Según el P. Albareda, la más importante adquisición que hizo el abad Jaume de Viveros (1348-1375) fue la del famoso castillo de la Guardia, y de la parroquia del Bruc, hecha en 1370, el rey Pedro III, por 36.000 sueldos. Pere Sacosta , baile general de Cataluña, en la escritura de toma de posesión, certificaba “de voluntad y expreso mandato de dicho Señor Rey […] haber vendido muy honrado y religioso fraile Jacme , prior del monasterio de Santa María de Montserrat, y al dicho monasterio para todo tiempo, en franco alodio, el castillo de su Guardia y la parroquia “.