7 de Julio. Tu risa me hace libre, me pone alas

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

Nanas de la cebolla
Miguel Hernández_MG_2316-Editar-1 con sello (Medium).jpg

22 de Julio. Clasquerí

_MG_0728-HDR-Editar-1 con sello (Large)

Castillo de Castellar o Clasquerí (Datos de Internet)

El castillo de Castellar, conocido también con el nombre de castillo de Clasquerí o de los Clasquerí, está situado en la orilla derecha del río Ripoll en una colina en las inmediaciones de Castellar del Vallés, en la comarca del Vallés Occidental (Barcelona).
Historia
Parece ser que el primer documento que se conoce del castillo está fechado en el año 1010, aunque hay alguna referencia anterior (912), el castrum kastellare, denominación que parece estar relacionada con la denominación de la población de Castellar del Vallés. De todos modos, existe cierta controversia respecto a los primeros documentos del castillo ya que otras referencias documentales hablan de que este castillo data del año 939, donde en una escritura los cónyuges Ovasi y Osiana, donan al conde Sunyer el señorío de un alodio que se encuentra dentro del término del castillo y que el año 955, el conde Miró, hijo de Sunyer dio el mismo alodio al monasterio de Sant Cugat del Vallés.
Entre el año 1020 y 1030, el castillo formó parte de un lote de bienes de enlace matrimonial entre Adaleda, hija de Bonuç de Claramunt y Senegunda, y el noble Guillem de Montcada.6 En el año 1048, la condesa Ermesenda, dejó muchas de sus posesiones al monasterio de Sentmenat, entre ellas el castillo. A mediados del siglo XI, Odgers, abad del cenobio de Sant Llorenç del Munt, adquirió la iglesia y el castillo de Castellar, época en la que se acabó de construir, concretamente en el año 1063. En el año 1136, el conde Ramón Berenguer IV firmó un convenio con el senescal Guillem Ramón, donde le confiaba catorce castillos, entre los que se encontraba el de Castellar.
En el año 1202, el rey Pedro I, dio a Guillem de Montcada las catorce fortalezas que tenía en feudo de la corona, lo que supuso que el castillo fuese pasando por diferentes manos de la nobleza catalana hasta que en 1310, Gastón de Moncada7 dona este castillo a Pedro de Clasquerí, empezando la saga de dueños del castillo que le da nombre. La familia Clasquerí administró el castillo hasta el año 1788, cuando murió Antonio de Meca sin descendencia y su patrimonio pasó a sus sobrinos, introduciendo de nuevo el apellido Sentmenat, y posteriormente a consecuencia del entroncamiento de la línea de descendencia masculina, el de Fontcuberta, que en son los actuales propietarios del mismo y que aún gozan de ciertos privilegios feudales en la villa.
Descripción
El castillo tiene planta trapezoidal, dos torres y un patio central, con un pozo y las escaleras para acceder al primer piso. Dos alas añadidas y una torre en el ángulo lo cierran. El edificio tiene planta baja y dos pisos. El aspecto actual del castillo es el resultado de las reformas hechas por Guerau de Clasquerí el 1335. Otras reformas datan de finales del siglo XIX e inicios del XX. Quedan pocos restos de su origen altomedieval, entre las que se encuentran el arco de entrada de medio punto.
Dentro del conjunto se encuentra la capilla de Santa Bárbara, de una sola nave y estilo gótico, con ábside de planta de medio decágono y elevado en el exterior con almenas pequeñas y escalonadas. Tiene pinturas del barcelonés Pere Serafí que datan de 1548.
En la actualidad, a pesar de estar en manos privadas, en el castillo se organizan algunos eventos como congresos y conciertos, y series de televisión como Ermessenda.

16 de Julio. Sant Esteve de Castellar Vell

_MG_0707-HDR-Editar-2 con sello (Medium)

Sant Esteve de Castellar Vell (Datos de Internet)

La antigua iglesia parroquial de Sant Esteve de Castellar vell está situada entre los torrentes de Miralles y de San Antonio, en la orilla derecha del Ripoll. Se trata de un edificio con planta de cruz latina, de una sola nave, rectangular, orientada de poniente a levante. Está dividido en dos tramos, el de poniente cubierto con bóveda de cañón, y el de levante, con vuelta de punta de almendra. Ambos tramos se ligan mediante un cuerpo trapezoidal. El campanario se encuentra en la fachada de mediodía, y la sacristía en el lado norte.
La banda de poniente de la nave, al igual que la cabecera trapezoidal de un edificio anterior, se consideran prerrománicos. La bóveda de cañón sobre arcos torales se fecha en el siglo XI, mientras que la nave de levante con crucero, cabecera y la base del campanario se fechan entre los siglos XII y XIII. Finalmente, el cuerpo del campanario se fecha en el siglo XVI.
Estudios recientes de restos arqueológicos han permitido saber que desde época altomedieval existía un núcleo de población en el lugar llamado Puig Castellar, la llanura de delante de la iglesia. Se encontraron igualmente las sepulturas de una necrópolis de la misma época.