31 de Mayo. Flores en San Iscle

Bueno, es el último día de Mayo, el mes de la virgen, el mes de la flores. Y yo, rara es la vez que no fotografío alguna. Y ese paseo por San Iscle, me sorprendio con un verdadero vergel. Alguien tenia un verdadero jardin de preciosas rosas, de todos los colores, de todas las formas. E hice un buen monton de fotos.  Y tambien de otra planta con unos preciosos, no se como llamarlos, penachos, rojos… Para acabar este mes, creo que es lo adecuado.

30 de Mayo. Detalle en Sant Iscle

La vista se me pierde por pequeños detalles, rincones que quizás otros no fotografiarían, siempre me quedo el último cuando vamos de excursión, porque unas gotas de agua, unas flores, incluso una piedra, unas nuebes, como no, un pájaro… Miles de detalles que a mis ojos, a mi mirada de fotógrafo amater, merecen ese tiempo, esa fotografía…
A veces, incluso después, al ver el resultado, me gusta como ha quedado. Este pueblecito dio para unas cuantas de esas fotos (ya os puse las del banco, y os pondré un montón mas), aquí van dos de ellas…

Imagen

Imagen

29 de Mayo. Sant Iscle d’Empordà

El otro día, cuando fuimos a hacer esas fotos para la pagina Web de mi amigo, me fui un rato a pasear por este pueblo, que sin saber su nombre ya había fotografiado desde Ultramort un día entre nieblas, cosa que ya subí por aquí y dije que querría saber su nombre. Pues es este, San Iscle d’Empordà. Y he vuelto a hacerle fotos, algunas desde lejos, como las que voy a poner ahora. Y otras en sus calles, viendo sus detalles, que pondré en otro momento…
E hice esa foto, que como tambien comenté por aquí, me hizo volver a comprar una maquina reflex, aunque no haya salido exactamente como quería, porque fue con menos tiempo del desedo, por estar en medio de una sesión fotografica de motorista, pero se ven las espigas movidas, más en una foto que en otra, y el paisaje del fondo perfectamente enfocado… No hacía tanto viento, como para que quedasen del todo movidas las espigas… Pero ya se ve el efecto.

Imagen

Imagen

26 de Mayo. Montaje con Carlos, para Aventurate y viaja

He pasado el fin de semana con esos amigos de los que os he hablado otras veces, en su casa del Ampurdan… Pero esta vez, además de pasarlo bien, de relajarnos, de disfrutar de la compañia y de la tranquilidad, tenía que hacer una fotos para su pagina Web (http://www.aventurate.es), para su empresa.  Y además de lo que me pedía le he hecho este montaje donde sale cuatro veces…
Lo comparto con vosotros y si os gustan las rutas en moto, pasearos por su página, está preparando una salida al pirineo leridano que seguro que es muy interesante.

Imagen

24 de Mayo. El Monasterio (ahora restaurante) de Sant Llorenç de Munt

Cuando uno va a una excursión en la cual la meta es subir a la cima de una montaña, constantemente se va la mirada hacia esa cima, calculando lo que falta, cuanto costará hacerlo, pensando en ya estar allí. Y en mi caso, una foto tras otra, desde muchos angulos, capturando esa cima, por si no puedo llegar o para inmortalizarla, pues las cosas se ven mejor con una poca de distancia…

23 de Mayo. Subiendo a la Mola y mirando alrededor

Cuando uno sube a una montaña, lo mejor, es que se ve alrededor muchisimas cosas, paisajes extensos, otros lugares por visitar, o ya visitados y conocidos, las ciudades en toda su extensión, el horizonte… Sant Llorenç de Munt, es el punto mas alto de estos contornos, o sea que se puede ver un bonito paisaje, no sólo cuando se llega a la cima, sino mientras se va subiendo.
Estas fotos son una muestra, incluso vimos nieve en el lejano pirineo, el mar, las tipicas chimeneas cercanas a Barcelona, Sabadell, Terrassa, Castellar, y unos cuantos pueblos o ciudades que no reconocí desde la distancia…

22 de Mayo. El camí dels monjos… Subiendo la montaña

No sé cuantas veces habré subido a la Mola, hasta el monasterio de Sant Llorenç de Munt, pero esta vez, ese día 1 de Mayo, fue por el otro camino, ese que descubrimos hace poco, y que disfrutamos ese día. Hay muchos rincones bonitos, muchos lugares donde detenerse un poquito y mirar alrededor… La montaña, a mi modo de ver, no está hecha para acumular cimas, picos, sino para disfrutar del camino, por eso me gusta ir sin prisas, sin necesidad de una meta concreta, sólo por diversión, por el placer. No siempre es así, como el primer día que subimos por ese camì dels monjos… O sea, que con mucho, prefiero esta segunda vez.
Espreo que a través de estas fotos, las que ya he puesto, y las que me quedan por poner, hayais venido un poco conmigo y disfrutado de esa montaña…