18 de Noviembre. San Salvador de les Espases

La ermita de Sant Salvador de les Espases, declarada bien cultural de interés nacional, se erige en lo alto de una colina, en un escarpe aislado, desde donde se puede disfrutar de unas vistas magníficas del entorno y de Montserrat. Antigua capilla del Castillo de les Espases, se nombra por primera vez en 1351 y está vinculada a la leyenda que explica que, durante la batalla entre cristianos y musulmanes, estos últimos querían conquistar los terrenos donde se emplazaba el castillo. En clara inferioridad, los cristianos pidieron ayuda a Dios, que envió una lluvia de espadas de fuego que obligó a los sarracenos a retirarse. Como agradecimiento, se erigió la capilla dedicada a Salvador. En realidad, el nombre proviene del terreno accidentado donde se encuentra el castillo, en forma de escarpe (espadat en catalán).

Es de una sola nave, de bóveda baja y ábside cuadrangular y, actualmente, su apariencia es gótica a causa de unas reformas llevadas a cabo en el siglo XVII. A lo largo del tiempo, ha sufrido algunas reparaciones, la última en 1989, en la que se restauró el retablo.

Aparte de la capilla, hay una sala abierta con bancos y mesas, un comedor y una cocina que se abren al público los jueves y domingos y el día de la romería, el primer domingo de septiembre. Las labores de mantenimiento y conservación corren a cargo de la asociación Amics de Sant Salvador de les Espases. Desde 1868, la ermita pertenece a la Parroquia Santa Maria de Olesa aunque, como curiosidad, cabe destacar que está situada en el punto de confluencia de los términos municipales de Olesa, Esparreguera y Vacarisses.

Los jueves y domingos por la mañana, así como los días festivos, podréis encontrar abierta la ermita de Sant Salvador de les Espases. Los miembros de los Amigos de Sant Salvador de les Espases os abrirán las puertas.

El castillo de les Espases

Documentado en el año 985, se construyó en un lugar muy estratégico e inexpugnable, aislado de las crestas cercanas y bastante elevado respecto a los dos torrentes que lo rodean. Actuó de punto de vigilancia fronteriza del Llobregat para asegurar el dominio cristiano, ya que el río era el umbral con Al-Ándalus y la región sufría enfrentamientos con los sarracenos. Actualmente, solo permanece como vestigio el basamento de una torre circular 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s