12 de Febrero. Treparriscos, Pela-roques (Tichodroma muraria)

Imagen recuperada de hace casi ya 5 años, no es de la mejor calidad, pero por lo raro del pajarito y para que esté en la carpeta con todos los que luego he podido hacer, la vuelvo a subir hoy….

IMG_9899-1 con sello

Treparriscos, Pela-roques (Tichodroma muraria)(Datos sacados de SEO/BridLife)

Una de las aves más enigmáticas y escasas de cuantas habitan en Europa, el treparriscos, es un pequeño pájaro de aspecto inconfundible, vuelo errático y tendencias rupícolas, que se instala en las más altas e inaccesibles cimas calcáreas del continente. Totalmente dependiente de su escaso hábitat altimontano —siempre ocupa paredones entre los 2.200 y los 3.000 metros de altitud—, este insectívoro es un ave escasa y difícil de observar que en invierno amplía sus horizontes para recalar en los cañones calizos de la Meseta o entre los canchales de algunas serranías del sur peninsular.
Descripción
Clasificación
Orden Passeriformes; familia Tichodromadidae
Longitud
15,5-17 cm
Envergadura
27-32 cm
Identificación
Es un ave inconfundible, de vuelo ondulado, espasmódico, como el de una enorme mariposa. Se mueve con extraordinaria soltura por las paredes rocosas, que prospecta meticulosamente para luego, con un corto vuelo, desplazarse a otro punto. El plumaje de este paseriforme es en su mayoría gris y varía ligeramente entre la estación reproductora y el invierno, cuando el ave adquiere una tonalidad más pálida. En esa época, machos y hembras son muy semejantes, pero durante el periodo reproductor el macho (dibujo 1) lucirá la garganta y el pecho de un intenso color negro, y su plumaje se tornará más oscuro. El rasgo más llamativo de esta pequeña ave altimontana, sin embargo, solo se puede descubrir mientras vuela, pues es entonces cuando despliega sus anchas y vistosas alas de color carmín y plumas de vuelo negras con grandes puntos blancos (dibujo 2). El joven presenta el plumaje completamente gris, con las alas de un color algo más apagado que en los adultos.
Canto
El reclamo lo ejecuta con silbidos agudos y sostenidos, mediante una nota ascendente y otra descendente, tuuuu-ruuiii-ziiuuuu. El canto es semejante al sonido descrito, aunque más variado, con algunos silbidos cortos, tsuíí.
Dónde vive
En el mundo
La especie ocupa, exclusivamente, regiones montañosas de Europa y Oriente Próximo, por lo que los núcleos de reproducción, concentrados en las principales cordilleras del oeste del Paleártico, se hallan muy fragmentados. En Europa aparece, principalmente, en Pirineos, Cordillera Cantábrica, Alpes, Apeninos, Cárpatos, Balcanes y Cáucaso. Existen tres subespecies, de las cuales muraria, la más extendida, es la que podemos encontrar en nuestro continente.
En España
Contamos con dos núcleos de reproducción en la Península, instalados en los pisos alpino o subalpino: uno en el sector centro-oriental de la Cordillera Cantábrica, principalmente en Picos de Europa, y otro en el Pirineo central. En invierno, la distribución de estos núcleos se amplía, pues los treparriscos descienden hacia zonas menos frías. Algunos individuos realizan desplazamientos de cierta entidad, gracias a lo cual es posible encontrar invernantes en regiones más meridionales y en áreas de menor altitud.
Desplazamientos
La especie efectúa movimientos altitudinales o pequeñas migraciones desde sus núcleos de reproducción, que raramente superan los 1.000 kilómetros. En España es particularmente destacable la invernada en Sierra Nevada, que dista 800 kilómetros del núcleo reproductor más cercano, en los Pirineos. Durante el invierno, algunos ejemplares aparecen de forma recurrente en hoces y cañones calizos de Castilla y León y en áreas apropiadas de Extremadura.
Población
La población europea se estima en 15.000-28.000 parejas reproductoras. Se cree que en España habitan 9.000-12.000 parejas, si bien se ignora cuál es la situación exacta de las poblaciones, ya que, por su difícil detección y lo agreste de su hábitat, apenas se dispone de información sobre la especie. Asimismo, se desconoce la tendencia demográfica.
Cómo vive
Hábitat
Los núcleos de reproducción se ubican, exclusivamente, en paredes calizas escarpadas de los pisos alpino y subalpino. En invierno, sin embargo, la especie ocupa una mayor diversidad de ambientes al realizar pequeñas migraciones fuera de ese ámbito.
Alimentación
Es un ave insectívora, que consume todo tipo de pequeños invertebrados que captura en las paredes rocosas o en huecos, fisuras y repisas con algo de vegetación. Ocasionalmente, se alimenta sobre la corteza de algún árbol o entre los matorrales rupícolas.
Reproducción
Su periodo reproductor comienza a mediados de mayo o principios de junio. La hembra construye un nido —situado siempre en una zona inaccesible para cualquier depredador— dentro de alguna grieta o hueco de la pared. El material que utiliza para su confección suele consistir en musgo, líquenes, raíces, hierbas, lana y pequeños trozos de madera. La puesta consta de tres a cinco huevos blancos y finamente moteados, que incubará la hembra en solitario durante 18-20 días. La alimentación de los pollos corre a cargo de ambos progenitores y dura aproximadamente 28-30 días; poco tiempo después los volantones se independizan.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s