30 de Marzo. Polluela pintoja, Polla pintada (Porzana porzana)

DSC00982-Editar-1 con sello (Medium)

Polluela pintoja, Polla pintada (Porzana porzana) (Datos SEO/BirdLife)

Su mayor tamaño, así como el diseño característico de las plumas del pecho a base de un profuso moteado blanco sobre fondo grisáceo, permiten diferenciar a la polluela pintoja del resto de las polluelas europeas; en todo caso, dado lo discreto de sus hábitos, más que verla, resultará mucho más fácil escuchar su reclamo. Aunque puede considerarse muy rara en nuestro país como reproductora —su población aparece restringida a unos pocos enclaves dispersos por la Península—, su presencia, sin embargo, se hace más abundante durante el invierno.
Descripción
Clasificación
Orden Gruiformes; familia Rallidae
Longitud
22-24 cm
Envergadura
37-42 cm
Identificación
La polluela pintoja es un ave de modesto tamaño, si bien algo mayor que el resto de sus congéneres, y su plumaje, aunque también críptico, se caracteriza por el abundante punteado blanquecino dibujado sobre el pecho grisáceo, diseño al que hace referencia el nombre vulgar de la especie. En la coloración de las regiones dorsales domina el pardo con estrías blancuzcas, en tanto que los flancos aparecen barrados de pardo, blanco y negro. Otro rasgo que la distingue de las otras polluelas es la tonalidad clara —blanco-amarillenta— que lucen las infracoberteras caudales. El pico es amarillento con la base rojiza. Las hembras, aunque similares a los machos, resultan en conjunto más apagadas y con un moteado más profuso, al igual que los jóvenes, si bien estos se diferencian por el color pardo del pico.
Canto
Emite un agudo güett o güitt, que repite durante bastante tiempo; entona también una nota monótona y dura, similar a un chic-chac.
Dónde vive
En el mundo
Aparece distribuida por buena parte del continente euroasiático, desde el Atlántico hasta China, a excepción de las áreas más septentrionales. No presenta subespecies.
En España
Se reproduce de forma muy escasa y localizada en la Península, donde existen referencias más o menos precisas de cría en las marismas del Guadalquivir y en algunos enclaves de Aragón, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Galicia. Aunque bastante más habitual durante los pasos migratorios y la invernada, su presencia en esta época se puede considerar en todo caso como moderada. En Baleares es un invernante escaso y, en Canarias, accidental.
Desplazamientos
Se trata de una especie migradora que, durante la invernada, ocupa un área bastante amplia que se extiende desde los países mediterráneos hasta Oriente Medio y el mar Caspio, con un importante número de ejemplares que cruza España en dirección al África tropical.
Población
La población europea de polluela pintoja se cifra en torno a las 52.000-170.000 parejas reproductoras, de las que algo más de la mitad se localiza en Rusia y Bielorrusia, con núcleos también destacados en Francia, Rumanía y Ucrania. En buena parte de su área de distribución, la población ha experimentado notables descensos a lo largo de los últimos años. En España no se tienen datos precisos sobre su población pero es muy probable que esta sea únicamente de unas pocas decenas de parejas.
Cómo vive
Hábitat
Menos acuática que el resto de las polluelas, la pintoja ocupa extensiones de agua dulce poco profundas que manifiesten acusadas oscilaciones en los niveles hídricos —lo que favorece los terrenos encharcados— y, en general, con una cobertura vegetal no necesariamente demasiado abundante. Se instala, así, en marjales, charcas someras rodeadas de áreas pantanosas, cenagales, campos parcialmente inundados, etc. Durante la invernada frecuenta una mayor variedad de hábitats, entre los que se encuentran las áreas palustres artificiales.
Alimentación
Su dieta se basa en una gran variedad de alimentos, tanto de origen animal (insectos acuáticos, crustáceos, caracoles, lombrices, pequeños peces), como vegetal (algas, tallos, raíces), que obtiene mientras nada o al picotear sobre la vegetación.
Reproducción
Difícil de observar, dados sus hábitos discretos, es posible, sin embargo, detectar su presencia entre la vegetación al escuchar el monótono canto emitido por el macho durante la época nupcial, con el que intenta atraer a la hembra. Tras un sonoro cortejo, acompañado por carreras y persecuciones con las alas parcialmente desplegadas y el cuello estirado hacia delante, se consolida la pareja. En ese momento, ambas aves se entregan a la elaboración de una pequeña estructura a base de tallos y hojas, tapizada con hierba, que instalan bien escondida entre la vegetación, cerca del agua, y cubierta con los tallos circundantes. Dicha estructura albergará entre 8 y 12 huevos —a veces más— de color ante oliva con manchas pardo-rojizas, que son depositados a intervalos de un día e incubados por los dos adultos, desde el momento en que se completa la puesta, durante unos 24 días. A medida que van naciendo, los pollos son atendidos por el macho, en tanto que su compañera continúa con la incubación. Bastante precoces, las pequeñas polluelas son capaces de nadar y de alimentarse por su cuenta al poco de nacer, si bien no adquieren el completo desarrollo hasta que cuentan con unos 30 días de vida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s