13 de Mayo. Peratallada

DSCN1192-Editar-1 con sello (Medium)

Peratallada

Peratallada es una villa del municipio del Baix Empordà de Forallac . Hasta el 1977 fue un municipio independiente que se unió con Vulpellac y Fonteta para formar Forallac . El 2005 tenía 222 habitantes. Se encuentra en el punto de contacto de la zona de colinas de las Gavarres y las tierras de la llanura baixempodenesa, a la izquierda de la riera Grossa. El pueblo, que está declarado conjunto histórico-artístico y bien cultural de interés nacional (BCIN), es uno de los núcleos más importantes de Cataluña en cuanto a arquitectura medieval. De un extraordinario atractivo y belleza, conserva su antiguo aspecto feudal, con calles estrechas y tortuosas, con numerosos entrantes y salientes, donde destaca el castillo fortificado con su torre del Homenaje y el palacio (s.XI-XIV) , las murallas (s.XII-XIII) y la iglesia de San Esteban (románica de principios del siglo XIII). Destaca también el gran foso que rodea la población, excavado en la roca viva. La población es asentada toda ella sobre la roca de gres, trabajada de varias maneras.
El topónimo
El topónimo Petra Scissa o Petra Tallada está documentado, al parecer, partir del siglo X. Más adelante el nombre aparece referido con pocas modificaciones bien al pueblo oa los diferentes personaje del linaje de los Peratallada, que con el tiempo se convirtió en una de las más importantes de raíz bajo-ampurdanesa.
Así, por ejemplo, el 1062 hay mención de un Bernardi de Patra Taliada, en 1065 aparece el Castro de Petra Taliata . El 1088 encontramos escrito Petrataliata , el 1111 Petra Taliata , el 1112 Petra talados , el 1128 Petra Incisa y Patra Taiat , en 1143 Petra tayada , en 1169 y 1173 Petra incisa , en 1202 y 1222 Petricissa , etc ….
El castillo-palacio
Es la época medieval cuando tenemos los primeros testimonios escritos sobre la villa. Algunos documentos del siglo X la mencionan con los nombres de Petra Scissa y Petra cortada. El castillo de Peratallada, alrededor del cual quedó resguardada la población, fue el centro de la baronía que pertenecía a dicho linaje de los Peratallada, documentados desde el siglo XI. El castillo se comprueba que existía en 1065, pero algunas estructuras arquitectónicas parecen demostrar que este núcleo ya hubo una fortaleza desde más antiguo. El núcleo fortificado es acimbellat arriba de un enorme basamento de roca natural arenisca, tallado artificialmente para darle verticalidad. El montículo rocoso se levanta 4 o 5 metros sobre el terreno circundante. Encima despega el gran castillo, con su característica torres del homenaje, y el magnífico palacio, orientado a levante, que da a la Plaza del Castillo. El muro que rodea la torre maestra adapta a la forma irregular de la colina y alcanza una considerable altura. También se pueden ver restos de almenas que dan un gran atractivo y misticismo a la construcción. La alta torre del Homenaje, la seña de identidad del pueblo, es de planta rectangular, coronada por almenas cuadrados. Tiene una puerta adintelada y tenía un piso intermedio de madera. Es construida con hiladas de sillares escuadrados.
Las murallas
Peratallada fue una de las poblaciones catalanas mejor fortificadas. El sistema defensivo estaba formado por tres recintos de muralla. El recinto principal tenía el castillo en el centro y los otros dos eran de grandes avanzadas o aleros hacia el norte y levante. Las tres murallas, con altos lienzos y torres, eran protegidas por profundos valles excavados en la roca. Este foso, de cronología ignorada y discutible, tiene en algunos puntos donde hoy es visible, una profundidad de 7 a 8 metros. En un dibujo del Servicio de Catalogación de Monumentos de la Diputación de Barcelona se muestra una reconstrucción ideal de las murallas.Trobem la población dividida en tres sectores, cada uno de los cuales posee su recinto amurallado. Los tres cerrados se encuentran, según esta hipótesis, totalmente desligados entre ellos, rodeados por completo, cada uno con muros y torres y valles. Sólo se comunican unos y otros mediante unos hipotéticos puentes situados a la altura del paso de ronda.
Los sectores actualmente menos maltratados de las murallas se pueden ver en el norte y el noroeste. Pertenecen, en los fragmentos más grandes, en el recinto septentrional y, en parte, en el recinto principal que rodea el castillo-palacio. En el extremo de tramontana de la villa hay un extenso lienzo paralelo a la carretera, con altos muros y torres rectangulares, en el que se abre el Portal de la Virgen, el único bien conservado de las murallas. Para entrar hay que pasar por un puente sobre los valles, que en aquel lugar, de una gran espectacularidad, es donde se conservan mejor.
Peratallada ha sabido conservar su carácter rural, manteniendo con fidelidad sus orígenes arquitectónicos y urbanos. Se puede decir que no se ha expandido más allá del perímetro de las murallas. La villa conserva aún su distribución urbana medieval. Desde la plaza mayor, con sus singulares porches, hasta la trama de estrechas callejuelas, donde se puede descubrir un interesante conjunto de arquitectura popular. Sobre muros más antiguos se mantienen todavía viviendas característicos de los siglos XVI. La vivienda tradicional de Peratallada suele tener los bajos recubiertos con bóvedas de piedra, destinados a almacenes y bodegas, mientras la planta superior se dedica a habitáculo. Puede haber todavía otro piso a modo de buhardilla o granero ya menudo un patio o amplia salida o era detrás.
Berenguer de Cruïlles (1310 – 1362), obispo de Girona y primer presidente de la Generalidad de Cataluña era natural de esta población.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s